Factores de la Demanda: Determinantes, tipos, ejemplos y mas

La demanda siempre ha jugado un rol relevante en los intercambios comerciales, que son llevados a cabo en el mercado; involucrando en su mayoría a los consumidores; no obstante su desempeño puede estar asociado a ciertos determinantes que condicionan su funcionamiento. Si aún desconoces estos factores de la demanda; no esperes más y sigue leyendo este artículo.

Factores-de-la-Demanda

Factores de la Demanda: determinantes

Como ya muchos saben la demanda se define como la cantidad de bienes y servicios que son distribuidos en el mercado; con fines comerciales; por los cuales los consumidores están dispuestos a pagar un precio previamente establecido; estos están condicionados por una serie de factores, que de muchas formas pueden limitar su desempeño; claro que también pueden impulsarlo.

Cabe destacar que los determinantes asociados a la demanda de productos, establecen ciertos patrones que rigen el comportamiento del mercado; abarcando tanto a las empresas, como a los consumidores; pues ambos son el epicentro de toda la actividad comercial que da lugar no solo a la demanda; sino también a la oferta.

El conocimiento y estudio de estos factores determinantes; es indispensable para toda empresa que desee incursionar en un mercado en específico; ya que sus decisiones estarán limitadas a estos factores; que pueden marcar el rumbo y la dirección de sus objetivos; abarcando los precios, las tasas de interés, los gustos de los consumidores, las políticas monetarias y fiscales, las tendencias del momento; y así una variedad de aspectos imprescindibles para el diseño y desempeño de un producto en el mercado.

Como se puede observar estos factores involucran los intereses de los consumidores, tomando en cuenta sus necesidades y preferencias personales; para desarrollar mejores estrategias promocionales, que ofrezcan resultados más favorables; sin dejar de lado los intereses de las compañías, ni los del estado.

Pues es este último el que mayor peso tiene en lo que a la demanda se refiere; ya que las decisiones que tome un gobierno; influirán en el desempeño de las empresas encargadas de comercializar un producto; del mismo modo que influyen en la conducta de los consumidores.

Vale la pena decir que los factores determinantes de la demanda ejercen funciones muy diversas; que de ser estudiadas y analizas correctamente; pueden aportar beneficios sustanciales; que favorecerán a los consumidores, las compañías y el estado; en partes iguales; ya que muchos de estos condicionantes dan paso a una serie de oportunidades; que de ser aprovechadas; brindaran ganancias sustanciales; como es el caso de las especulaciones; que tal vez no ofrezcan resultados inmediatos; ya que suelen verse a futuro.

En retrospectiva estos condicionantes obran resultados que para bien o para mal; tendrán el poder de dictar el desarrollo de las actividades llevadas a cabo en el mercado; siendo la demanda uno de los aspectos más sensibles a todas estas variaciones.

Tipos

La demanda cuenta con una serie de factores que influyen en su desempeño; abarcando cada una de las ramas que son de mayor prioridad en la actividad comercial, que tiene lugar en el mercado; teniendo enfoques que pueden condicionar cualquiera de estas áreas, en la misma medida que pueden beneficiarlas. Sabiendo esto podemos definir los tipos de factores de demanda, de la siguiente manera:

De mercado

En la demanda, el mercado es uno de los sectores que está sometido a los mayores cambios; ya que depende en gran medida de una serie de factores que condicionan cada una de las acciones que en él pueden tomarse; debido principalmente a ciertos aspectos que se encuentran estrechamente relacionados al producto que es ofertado y los consumidores que dé el han demandado; pues son estos el enfoque para el diseño de todas esas estrategias que son empleadas con fines comerciales. Entre los diferentes factores de la demanda que influyen en el mercado tenemos:

El precio

Este es uno de los principales factores determinantes de cualquier demanda; no importa en qué área este enfocada; siempre será el precio del producto o servicio, el factor decisivo; lo que resulta ser bastante lógico; pues los consumidores suelen darle mayor importancia a este aspecto sobre muchos otros.

Ante este factor el mercado ha tenido una respuesta predecible, en los que a sus consumidores respecta; ya que estos han respondido de la misma forma ante las variaciones que han podido darse; pues mientras más alto sea el precio del producto ofertado, menor será la demanda que tendrá por parte de los consumidores; lo que no sucede cuando los precios son bajos; en el que la cantidad demandada es mayor; estando los clientes dispuesto a pagar el precio que por ese determinado producto se pide.

Claro que este factor depende del tipo de producto o servicio; pues las personas que conforman el mercado, no tienen la necesidad de adquirir cada bien que en este se oferten; ya que pueden prescindir de muchos de estos; al tener otros que puedan desempeñar las mismas funciones que los anteriores, pero a un menor costo. Sabiendo esto podemos distinguir los bienes en dos tipos; los cuales son:

Bienes complementarios: son aquellos productos o servicios que dependen conjuntamente de otro; ya que no se puede comprar un electrodoméstico eléctrico, sin contar con un toma corrientes; del mismo modo que no se compra un teléfono, sin cargador; o una puerta sin cerradura; pues de ser así no se obtendrían todos los beneficios que ambos ofrecen; de ahí que las variaciones de los precios tengan el mismo efecto en ambos; pues al bajar la demanda en uno, también lo hará la del otro; lo que ocurre de igual forma si llegaran a subir los precios. En pocas palabras son mutuamente incluyentes.

Bienes sustitutos: a diferencia de los anteriores, estos no dependen de otros; pues en lo que respecta a sus funciones, tienen un equivalente en el mercado que cumple con las mismas funciones; pudiendo los consumidores prescindir de la compra de cual sea de estos que este a un mayor costo; un ejemplo que suele darse con frecuencia es el de la azúcar y la sacarina; ya que ambos productos satisfacen las mismas necesidades; por lo que los cambios en los precios de uno de estos artículos; favorecerá o perjudicara la compra del otro.

Estos casos suelen darse con mayor frecuencia en aquellos países que se encuentran en crisis; donde los precios varían continuamente; dando lugar a estas situaciones, en el que las personas se ven en la necesidad de buscar productos que puedan ser sustitutos de algún otro; de forma que se obtengan beneficios similares; que les permitan conservar parte de su capital; para adquirir algún otro artículo de necesidad.

Renta de los Consumidores

Otro de los factores que influye en la demanda de mercado, es la renta con la que cuentan los consumidores; la cual debe cumplir una cuota mínima para que pueda haber demanda; pues si las personas que conforman un circulo de oferta y demanda, no cuenta cuentan con una renta; difícilmente podrán formar parte de ese grupo demandante; lo que al final perjudica a la empresa que distribuya los productos en el mercado; ya que la demanda disminuirá de tal forma, que no se obtendrán las ganancias esperadas; lo que para ellos supone pérdidas significativas.

Este hecho no solo perjudica a ese particular grupo de compañías; sino al mercado en general; pues se paralizan en cierta medida las actividades productivas; ya que no habrán consumidores que puedan demandar un servicio o producto; por la simple razón de que no contaran con un capital que les permita costear dichos gastos.

Por ello es que se considera la renta de los consumidores como un factor determinante; en donde su aumento, propiciara un mayor número de demandas; mientras que su disminución tendrá el efecto contrario; lo que resulta ser toda una desventaja para la comercialización de bienes y servicios en el mercado.

Preferencias del consumidor

En este caso las preferencias por parte del consumidor, estarán influenciadas por la calidad del producto; pues mientras estos logren satisfacer sus intereses, serán demandados por las personas; sin importar su precio; ya que serán tan buenos los resultados que ofrecerá al público, que su costo no supondrá un impedimento para su compra.

Por esta razón es que las grandes empresas logran mantenerse posicionadas en el mercado; debido a que invierten una buena suma de dinero en campañas promocionales, con el único objetivo de atraer más clientes; consiguiendo fidelizarlos con esa marca en particular. Lo que a la larga les brinda una mayor visibilidad entre el público; llegando a obtener mayores ganancias; que retribuyen todo el esfuerzo para dar a conocer un nuevo producto en el mercado.

Temporadas

Puede que resulte irrelevante para muchos este factor; pero la verdad es que tiene un mayor impacto en la demanda; pues de acuerdo a estas, aumentaran o disminuirán las ventas de determinados artículos; como es el caso de los productos y servicios ofrecidos en verano, que son más populares en temporadas vacacionales; contrario de los que son tendencias en invierno.

Lo que ratifica su importancia en el mercado; en donde los comerciantes se guían de este factor, para llevar al cliente productos de necesidad, que cumplan las funciones requeridas en esas temporadas, donde las ventas de los artículos adecuados aportaran mayores beneficios en lo que a ganancias se refiere.

De dinero

La demanda de dinero es una de esas situaciones que son dadas a causa de eventos, en los que el dinero es el principal protagonista; siendo de gran interés para una buena parte de los consumidores; ya que se convierte en una necesidad de la que pocos pueden prescindir; debido a la versatilidad de sus funciones; siendo mayormente empleado como medio de cambio, para la realización de transacciones comerciales.

Así como un respaldo ante eventos de crisis que por lo general acarrean problemas asociados a este recurso, pudiendo afectar su circulación en el mercado; lo que da paso a su acaparamiento; pues será este, el único que dará tranquilidad a las personas ante una posible recesión económica; donde el efectivo pasa a ser su mayor necesidad; propiciando su especulación, para obtener beneficios que solo favorecen a un determinado grupo de personas.

Como cualquier otra demanda; esta está influenciada por una variedad de factores; que no solo intervienen en las acciones que suelen ser llevadas a cabo; sino que también condicionan su buen funcionamiento; ya que son estas las responsables de que los consumidores demanden mayores cantidades de dinero; de ahí que se le de tanta importancia a su estudio y análisis en el mercado. Entre los factores que mayor influencia tienen en la demanda de capital financiero, tenemos los siguientes:

Ingresos del consumidor

Este factor es decisivo en la demanda de dinero a corto plazo; pues de acuerdo a la cantidad de dinero con que cuenten los consumidores; dependerá el grado de demanda.

Como ocurre en casos puntuales, donde se solicitan créditos a las entidades bancarias para poder satisfacer alguna necesidad que su saldo actual no pueda cubrir; llegando a gastar mucho más dinero de lo que se recibe; ya que las personas con tendencia a pedir créditos hacen compras que con el tiempo están más relacionas a satisfacer un placer personal en lugar de una necesidad.

Los consumidores que presentan este tipo de actitudes, son los que generan mayor demanda; pues no importa que sus ingresos aumenten sustancialmente; ya que ellos tendrán una afinidad por la adquisición de créditos; de la que posiblemente sea difícil desprenderse; como ocurre con la mayoría de los comerciantes.

Necesidades imprevistas

Hay situaciones de la cotidianidad que requieren el uso inmediato de dinero; como son las enfermedades; las cuales se presenta en los momentos menos esperados; requiriendo capital que cubra las cuotas que demanda el hospital o la compra de medicamentos; de igual forma ocurre en los accidentes de tránsito, donde se requiere de este activo para costear las posibles reparaciones de un automóvil; ya que muchos de los usuarios que los operan, tienen una dependencia hacia este bien; debido a las funciones que cumple.

Especulación

Las especulaciones son acciones tomadas por algunos inversores en momentos donde la economía presenta una fluctuación de los precios; esta generalmente consiste en invertir parte de un capital, para la compra de bienes y servicios a bajo precio; con la promesa de que estos aumenten su valor en el tiempo; de manera que pueda venderse a precios elevados que satisfagan más que los interés de los clientes, el de los comerciantes.

Estos buscan obtener ventajas en el mercado en cuanto a los precios; no obstante hay que destacar que esta no es tarea fácil; pues los inversores deben hacer análisis y evaluaciones que puedan garantizar la factibilidad de los bienes que vayan a adquirir; de tal forma que puedan obtener ganancias a futuro en lugar de perdidas; lo que es un riesgo; ya que el mercado suele cambiar con frecuencia; por lo cual se hacen estimaciones que pueden ser o no efectivas.

Tasa de intereses

Para muchos la tasa de interés supone una ventaja; pues es este el pago por el ahorro del dinero; en donde el valor es impuesto por las distintas instituciones financieras; influyendo el país en el que se encuentre y su situación financiera.

Ya que normalmente las tasas de interés varían entre naciones; siendo este el factor que puede impulsar una mayor cantidad de ahorros por parte de los consumidores; siempre y cuando sea rentable su valor económico; debido a que ninguna persona pondrá a disposición del banco su dinero, sin recibir una bonificación adecuada a cambio.

La tasa de interés es el factor clave para los inversionistas; pues mientras más personas ahorren; más probabilidades tendrán, de que se les aprueben los créditos solicitados, que les permitirán acceder a dichos ahorros; pues será este el capital con el que financiaran la mayor parte de sus proyectos.

Por ello es que los países desarrollados tienen tanto éxito; teniendo a su favor una economía estable; que motiva al público a ahorrar su dinero en cualquiera de estas entidades bancarias.

Como podemos ver tanto los ingresos, las especulaciones, necesidades imprevistas y la tasa de interés; juegan un papel determinante en una demanda de dinero; pues cada uno de estos ejerce una influencia en el mercado; que afecta en su mayoría a los consumidores; permitiéndoles demandar mayores o menores cantidades de dinero; dependiendo de la situación en la que se encuentren.

Cabe destacar que estas situaciones, guardan una estrecha relación con la economía del país en el que se esté; ya que todos estos se ven influenciados por esta; variando en periodos de recesión, inflación, crisis o crecimiento; pues en cada una de las circunstancias se presentaran eventualidades completamente diferentes.

Agregada

La demanda agregada viene dada por los gastos en bienes y servicios, que los consumidores, inversores, y agentes del estado; están dispuestos a asumir en un periodo de tiempo previamente establecido; desarrollándose en su mayoría en el interior de un país determinado; donde tiene poca importancia la nacionalidad del ente privado interesado en realizar dichos gastos.

Este tipo de demanda está representada por una serie de variables que incluyen los bienes de consumo e inversiones privados; el gasto del sector público, además de la demanda de mercados internacionales; representada por las exportaciones y transacciones realizadas en el extranjero.

Todas estas variables funcionan como factores de la demanda; que cumplen una función determinante, de las que depende el mercado; en donde el nivel de los precios tiene la mayor influencia; lo que no es nada nuevo; pues en todos los tipos demanda influirá el coste de los productos que se oferten; llegando a disminuir o aumentar; dependiendo de la situación que se presenten. Sin más que agregar podemos definir estos factores de la siguiente forma:

Expectativas consumidor – empresa

Ya sean los consumidores o las empresas; es un hecho que ambos basan sus inversiones en las rentas y ventas futuras, que de alguna forma esperan obtener con el tiempo; lo que da lugar a las expectativas; que pueden estar sometidas a posibles cambios, que hacen variar el consumo por parte de estos dos agentes económicos; así como las inversiones; modificando el funcionamiento de la demanda agregada; que aumentara o disminuirá de acuerdo a estas expectativas; ya que son los consumidores y las compañías, los que integran el desarrollo comercial.

Riquezas Familiares

Suena un poco absurdo hablar de riquezas familiares, como un factor condicionante de la demanda; no obstante es el cambio en el valor de este activo, lo que da lugar a su introducción en cuanto a determinantes; pues el aumento del capital que se encuentra en posesión de una familia en particular; supone un aumento en cuanto a su poder adquisitivo; favoreciendo al gasto agregado, asociado a la demanda agregada.

Claro que esto dependerá también de los impuestos que sean establecidos por el estado; y de la tendencia de consumo que tenga esa familia; pues el que cuente con activos suficientes para generar mayor gasto; no significa precisamente que vayan a consumir la cantidad de bienes y servicios que se esperan.

Stock de capital físico

Primeramente debemos saber que el stock está conformado por una serie de bienes que son almacenados; con el propósito de ser empleados en el proceso de producción de nuevos productos o para su posible venta; todo dependiendo de los intereses de empresa que lo gestione; pues cada uno de estos bienes que lo integran; tienen un propósito para cumplir un papel comercial especifico.

El stock en la demanda; es propiciado por ciertas decisiones ligadas a las políticas fiscales y monetarias; además de las demandas privadas; que suelen involucrar las expectativas futuras esperadas.

Cuando ligamos este concepto a la demanda agregada, nos enfocamos en su volumen; pues de este factor dependerá la cantidad de inversiones que se lleven a cabo; las cuales pueden ser pocas o muchas.

Política Monetaria y Fiscal

Estas políticas cobran mayor importancia, cuando están asociadas a la demanda agregada; pues ambas determinan el curso que deberá seguir el mercado; influyendo en el comportamiento de los consumidores; al formar parte de las decisiones que involucran la fijación de los impuestos y el gasto público; lo que usualmente abarcan las políticas fiscales; además de la fijación de los intereses y el control de dinero, del que son responsables las políticas monetarias.

En conclusión ambas permiten mantener un control de la demanda agregada; que puede beneficiar a todos los entes involucrados; del mismo modo que los puede perjudicar; pues estas políticas no funcionan siempre como se quiere; lo que al final las ubica como un factor condicionante de este tipo de demanda.

Compradores activos en el mercado

El número de los compradores que día a día se mantienen constante en el mercado; afectan a la demanda agregada; pues como cualquier demanda, esta requiere de consumidores activos que adquieran una mayor cantidad de productos; siendo el número de ellos relevante; ya que mientras más se tengan; mayores serán los beneficios; en cuanto a la venta de bienes y servicios.

De trabajo

Este tipo de demanda se define como la cantidad de personal de trabajo que las compañías contratan; con el objetivo de producir bienes y servicios que les generen mayores ganancias; de las cuales dependerán los ingresos.

Pues los responsables encargados de estas compañías; contrataran trabajadores; siempre y cuando los ingresos superen los salarios establecidos para el pago de dichos empleados; de manera tal que no se generen pérdidas para la empresa. Con esto dicho procederemos a definir los factores que condicionan la demanda de trabajo; los cuales son:

El salario

Como anteriormente se había dicho el salario es uno de los factores más importantes en este tipo de demanda; sobre todo para las empresas; pues es este aspecto, el que define las acciones que serán llevadas a cabo por dichas instituciones; ya que un aumento de este, supone mayores gastos para las compañías productoras; acarreando problemas que se verán reflejados en los bajos índices de producción; lo que da paso a una serie de despidos; para disminuir los costos del personal.

Por ello es que las empresas que ejercen funciones en países que se encuentran en crisis; exigen a las autoridades gubernamentales que se bajen los salarios del personal; de manera que se mantenga la producción, y se eviten los despidos; dando así solución a los altos índices de desempleo a las que son propensas estas regiones.

Por supuesto que esta es solo una solución temporal que debe ser solventada rápidamente; ya que si los salarios siguen siendo demasiado bajos; sin que se recupere la economía; tendrían los mismos resultados en las personas; que si prescindieran de un empleo; pues se les estaría pidiendo el mismo desempeño de siempre, a cambio de un salario que no cubriría ninguno de sus gastos básicos. De ahí que esta solución sea solo una medida temporal; que debe y tiene que ser solucionada.

Productividad de los trabajadores

Otro de los aspectos que influyen en este tipo de demanda, es la productividad por parte de los trabajadores; pues mientras más productivos sean estos; mayores posibilidades habrá de que se contrate nuevo personal de trabajo.

Para llevar a cabo este objetivo las empresas estudian el desempeño de todos y cada uno de los integrantes que conforman su equipo de trabajo; evaluando el tiempo que tardan en producir un determinado grupo de artículos; ya que se obtienen mayores ganancias, cuando el tiempo de producción es corto; facilitando la venta temprana, de todos estos.

El precio de los bienes que se producen

Como siempre, no se puede dejar de lado el precio de los productos; ya que a precios altos, mayores serán ganancias que recibirá la compañía; pudiendo así contratar una cantidad significativa de trabajadores; que les permitan aumentar la producción de estos bienes; así como su venta en el mercado.

Lo que suele ocurrir con los productos sin sustitutos; pues su producción representan una ventaja para las empresas que los ofrecen; ya que suponen una ganancias seguras de la que pueden sacar provecho, al contratar un mayor número de personal de trabajo.

Turística

La demanda turística está constituida por aquellas personas; cuyo consumo está asociado al disfrute vacacional en lugares que brindan experiencias representativas; que requieren del consumo de productos y servicios asociados a dicho propósito; donde se gasta en ropa, hospedaje y servicios de entretenimiento; lo que supone un beneficio para las empresas que los brindan; pues les aportan mayores ganancias que retribuyen el capital invertido para financiar este objetivo.

Esta es una buena forma de incursionar en el mercado; sobre todo en el caso de las naciones que no cuentan con recursos de relevancia comercial; lo que en su momento es una desventaja ya que limita sus ingresos; sin embargo los más inteligentes han optado por explotar todos aquellos destinos turístico que sus países ofrecen; de tal manera que puedan obtener algún tipo de ganancias.

Lo que termina siendo una elección adecuada; ya que muchos financian los proyectos del estado, con el capital que esta estrategia aporta a la nación; siendo empleada en su mayoría en las regiones europeas; donde cualquier fuente de ingreso es bien recibida.

Así como las anteriores, la demanda turística se encuentra limitada por una serie de factores que en la mayoría de los casos condicionan su funcionamiento; abarcando una variedad de aspectos que abarcan desde la situación financiera de los consumidores, hasta su disponibilidad de tiempo vacacional. Entre los factores más destacables que influyen en este tipo de demanda tenemos los siguientes:

Factores objetivos

Son aquellos factores que de muchas formas dependen de la renta de los consumidores; pues al igual que en todos los tipos de demanda, ejerce mayor influencia en el desempeño comercial del mercado; que en este caso en particular estaría enfocado en el sector turístico.

Tomando en cuenta que los aumentos en la renta, traen consigo un ascenso en los ingresos de los inversores que financian estos proyectos. Ya que las personas tienden a gastar grandes cantidades de dinero; a medida que su renta aumenta; adquiriendo productos y servicios más costosos; que de contar con rentas más bajas no comprarían.

Este tipo de conductas es muy recurrente en todos los mercados; pues los consumidores no suelen cambiar demasiado su respuesta ante este factor; llegando a ser predecibles; lo que les facilita el trabajo a los comerciantes, que ofertan estos productos y servicios en el mercado.

Factores subjetivos

Estos abarcan los gustos y preferencias de los consumidores; estudiando las diferencias culturales y socio-históricas; que puedan representar un problema en el mercado turístico de determinada región; ya que los gustos de la población local; no siempre son los mismos que los del extranjero; pues las personas tienen distintos intereses, de acuerdo al país que pertenecen; los cuales pueden coincidir en puntuales ocasiones con los de otros estados.

Este factor de la demanda cobra mayor importancia, si lo que se quiere es atraer es a un mayor número de consumidores; pues aunque algunas costumbres pueden resultar ser atrayentes para los turistas que visitan la región; no implica que todas serán de gran aceptación; ya que algunas de estas pueden limitar este número de visitantes; por no ser del agrado de los demandantes.

De ahí que se tenga que evaluar, cuáles de estas son mejor recibidas por los consumidores, ya sean platillos típicos, sitios de entretenimiento, o cualquier otra costumbre.

Factores condicionantes

Estos generalmente tienen que ver con las condiciones propias del sitio turístico que se va a visitar; influyendo en su mayoría el clima; pues algunas naciones cuentan con características meteorológicas particulares, que solo se ven en determinadas regiones; como ocurre con los países del caribe; que son referencia de disfrute tropical; debido a sus playas; lo que resulta ser un atractivo para todas las personas pertenecientes a estados más fríos.

Lo que también ocurre a la inversa; siendo la población de los países tropicales; los que demandan sitios turísticos de entretenimiento; que puedan brindarles climas más fríos; es decir, los factores condicionantes en la demanda turística dependerán, de las condiciones de cada nación y de su carencia de alguna de ellas; que puedan ser satisfechas por las de otra; compartiendo el mismo sentido de viaje; pero con intereses distintos.

Efecto de sustitución

Una de los aspectos de los que deben cuidarse los empresarios que forma parte de este sector turístico, son los aumentos de precios; pues aunque para muchos pueda ser justificable su aumento; no siempre trae los mejores resultados, ni las mayores ganancias; debido a que los consumidores que demandan ese servicio podrían prescindir de este; para satisfacer otra necesidad que no les genere tantos gastos; lo que suele ocurrir con las posadas u hoteles que cobran altas tarifas de hospedaje.

En economía

La economía nacional e internacional; supone un reto para los empresarios que financian la producción de nuevos productos; pues esta suele estar sometida a constantes cambios; que inevitablemente repercutirán en la demanda; lo que resulta ser una ventaja y una desventaja en partes iguales; ya que estas variaciones están influenciados por un conjunto de factores; que difícilmente pueden ser dejados de lado; debido a lo que representan para la economía de un país.

Entre los factores de la demanda que están enfocados en el ámbito económico tenemos los siguientes:

El ciclo económico

Resulta evidente que el ciclo económico influya en la estabilidad financiera de un país o toda una región; debido a que son estas fases las que limitan el buen funcionamiento del mercado; pues de una u otra forma interfieren en el comportamiento de los consumidores; condicionando cada una de sus decisiones; debido a que tienen un impacto que abarca no solo el mercado; sino toda una sociedad demandante.

En donde los momentos de crisis resultan ser los más resaltantes; y no porque ofrezcan muchos beneficios; sino porque son los que obran los mayores cambios; que se evidencian en las decisiones tomadas por los consumidores; donde las prioridades cambian, para satisfacer nuevas necesidades; que van surgiendo a medida que transcurre el tiempo.

Dando lugar a una demanda elástica; en donde los productos de primera necesidad que eran tan populares y requeridos en periodos de bonanza; pasan a ser sustituidos por algún otro que ofrezca los mismos beneficios; pero a un menor costo; siendo esto el resultado de una deficiente economía, que no logra ofrecer a los consumidores un sueldo, con el que puedan abastecerse, costeando cada uno de los gastos que la adquisición de bienes y servicios conlleva.

Lo que no ocurre en periodos de bonanza; donde los consumidores cuentan con salarios sustanciosos; que propician una mayor demanda; promoviendo el aumento de la actividad productiva, por parte de las compañías que distribuyen estos productos en el mercado; dando paso a una mayor competencia; que pone de manifiesto una situación económica estable.

El ciclo económico no es un factor que pueda evitarse; pues hasta los países más desarrollados son propensos a caer en periodos recesivos, que dan paso a una crisis; no obstante es importante señalar que el empleo de ciertas medidas preventivas, puede aligerar un poco el daño; por ello es que las autoridades a cargo de los estados le dedican tanta tiempo al diseño de estas medidas.

Leyes establecidas por el estado

Los intercambios comerciales y la distribución de nuevos productos, por empresas extrajeras; han tenido lugar desde hace muchos años; sin embargo estas no se llevan a cabo así sin más; pues todas estas actividades involucran una variedad de normativas, que en la mayoría de los casos son establecidas por el estado; siguiendo ciertos patrones, con los que se busca satisfacer los intereses de ambas partes.

Poniendo en primer lugar a la sociedad que conforme esa nación; lo que no siempre ocurre; ya que se presentan situaciones en las que los entes gubernamentales; encargados de establecer dichas leyes; se enfocan en sus intereses personales; más que en los de la nación; lo que como muchas ya supondrán; generara problemas a futuro; que afectaran notablemente la economía del país.

Por esta razón lo más recomendable es llegar a un acuerdo; con el que se obtengan beneficios a partes iguales; sin que se imponga uno, ante el otro. Manteniendo un equilibrio económico; que dé lugar a una mayor demanda; que al final se traducirá en un incremento de las inversiones, por parte de las empresas nacionales e internacionales; que impulsaran la actividad productiva; disminuyendo los índices de desempleo; que darán paso a una nueva demanda de personal.

De capital humano

La demanda de capital humano; viene dada por el interés de las empresas para conseguir personal calificado; que cuenten con una variedad de capacidades; en donde se considere la preparación profesional, el desempeño laboral, además de cierto grado de experiencia, que puedan beneficiar a la compañía; con el único objetivo de producir una mayor cantidad de productos.

Este tipo de demanda es bastante concurrente en el mercado; pues todas las empresas, o al menos una buena parte de ellas; dan prioridad a este aspecto; ya que un personal calificado; tiene un mejor funcionamiento en las actividades relacionadas a la compra y venta de bienes y servicio; debido a que se cometen menos errores; en comparación de aquellos que no cuentan con una preparación adecuada.

Siendo esta, razón suficiente para que las compañías demanden capital humano; claro que hay ocasiones; en que son estas; las que motivan e incentivan al personal; facilitándoles los medios que le permitirán crecer profesionalmente; lo que es un beneficio, tanto para la empresa; como para los trabajadores.

Entre los factores que mayor influencia ejercen sobre la demanda de capital humano, tenemos los siguientes:

Factores internos

Los factores internos están constituidos por todos aquellos eventos que tienen lugar dentro de la empresa; y que de alguna forma propician la demanda de capital humano; como es el caso de los despidos, las jubilaciones del personal, las renuncias por parte de algunos de estos; así como las eventualidades; las cuales pueden representar una desventaja; ya que se genera una baja del nivel productivo; afectando las ganancias de la empresa. Estas eventualidades normalmente suelen estar asociadas a enfermedades o embarazos.

Como podemos notar, en todos los casos se presenta una disminución del personal de trabajo, encargado de la actividad productiva de la compañía; lo que da paso a una demanda de capital humano, con la que se busca llenar puestos de trabajos que en ese momento sean de necesidad para la empresa; evaluando las capacidades de los individuos que lo soliciten; con la finalidad de que satisfagan los intereses de dicha institución.

Factores externos

Estos están constituidos por una variedad de agentes externos, ajenos a los procesos internos de una compañía; que de cierta forma condicionan su desempeño en el mercado; pues la mayor parte de las empresas que lo conforman, se rigen por estos factores; en lo que a demandas de capital humano se refiere. Entre estos tenemos los siguientes:

Tecnología

La tecnología representa una ventaja a nivel general, debido a que facilita muchas de las actividades, que en algún momento fueron de gran dificultad para la sociedad; supliendo todas aquellas áreas de interés para el público; no obstante su intervención en el desarrollo del mercado; ha supuesto en algunos momentos una desventaja; pues sí, es cierto que le ha permitido a las empresas expandirse internacionalmente; del mismo modo que ha limitado la demanda de capital humano.

Pues hoy en día, son muchas las compañías que hacen uso de estos avances tecnológicos, para imponerse ante la competencia; prescindiendo de la contratación de personal de trabajo; ya que así como genera nuevos puestos, también los quita; debido a que ofrece soluciones a problemas, que anteriormente eran solventados por las personas que conformaban ese capital humano.

Políticas

Las nuevas normativas que son impuestas a las empresas que comercializan bienes y servicio en el mercado, pueden ser razón suficiente para que disminuyan o se creen nuevos puestos de trabajo; debido a que estas legislaciones, son diseñadas con el objetivo de regular la actividad productiva, entre todas estas; de manera que no se presenten casos de monopolio; que puedan reducir las posibilidades de ventas de las otras compañías.

Economía

La economía de un país, está directamente relacionada a la preparación académica de los individuos que lo conforman; ya que esta les permite a las instituciones educativas acceder a los mejores equipos del momento; de tal forma que los estudiantes que de estas se gradúan; cuenten con todo el conocimiento posible; que les facilite su integración en el mercado laboral.

Esta también influye en el poder adquisitivo de muchos de estos, al limitar sus posibilidades; pues son pocos los que podrán costear aquellos gastos adicionales que conlleva la preparación individual de las capacidades; que solo se obtiene al hacer cursos privados; que sirvan de referencia, de su buena preparación académica; ya que en su mayoría estos exigen la cancelación de una tarifa bastante elevada; que a pesar de valer la pena; no es accesible para todo el público; sobre todo en periodos de recesión económica.

Ofreciendo a las empresas una variedad de capital humano, más bien baja; donde las contrataciones que se hagan no aportaran los resultados que se tenían previstos. Sin embargo, cuando se cuenta con una economía estable y productiva; se demandan grades cantidades de este capital; donde la empresa se encarga de costear, todas esas actividades que sirvan para enriquecer los conocimientos obtenidos por sus empleados; de manera que se pueda aumentar las ventas, para poder obtener mayores ganancias.

Competencia

Una de las cosas que trae consigo una buena economía, es la competencia; pues será más rentable financieramente para las empresas producir bienes y servicios durante este periodo, que posteriormente puedan ser comercializados.

Como resultado de esto, se da una producción masiva de los mismos productos en el mercado; razón por la cual las empresas deberán crear nuevas estrategias, que les permitan sobresalir, posicionándose ante las demás; generando una mayor demanda de capital humano.

Pues cada una de estas compañías; querrá tener al personal más preparado entre toda la competencia; de manera que puedan mantener su tasa de producción, al mismo tiempo que se ofrece un producto de calidad. Lo que al final beneficia a los individuos integrantes de esa sociedad; ya que se disminuirían los índices de desempleo; permitiéndoles tener un sueldo, con el que podrían costear todas sus necesidades.

Factores de la demanda subyacentes

En la demanda existe un particular grupo de factores, que modifican el comportamiento de los consumidores. Estos son conocidos por los expertos en economía, como determinantes de la demanda subyacente; cuyos resultados suelen verse reflejados en el comportamiento de la curva de la demanda; divididos en cuatro parámetros fundamentales; pues a pesar de que hay otros condicionantes; son los generan mayor impacto; definiéndose de la siguiente forma:

Precios de los bienes relacionados

Estos bienes están constituidos por los ya antes nombrados, bienes complementarios y con sustitutos; los cuales ejercen una influencia considerable en el comportamiento de la demanda; siendo así un factor subyacente que modifica el desplazamiento de la curva, al desplazarla en diferentes direcciones; de acuerdo al precio y el tipo de producto que se esté ofertando. Conoce más acerca del superávit 

Tomando en cuenta las fluctuaciones de los precios a los que pueden estar sometidos ciertos productos; considerando la calidad con la que cuenten; pues el hecho de que un producto pueda sustituir otro, no significa que tendrá una mayor demanda por parte de los consumidores; debido a que las personas siguen dándole importancia a la calidad con la que cuenten; ya que no compraran un producto por el simple hecho de que este sea barato; si a la final no logra dar los beneficios esperados.

Por otro lado los cambios en la curva que refleja el comportamiento de los consumidores ante los productos demandados; tendrán variaciones significativas, siempre que se tenga un aumento representativo de estos bienes relacionados; pues las variaciones mínimas de estos, no tendrán ninguna influencia que merezca ser mencionada.

Renta de los consumidores

Estas dependen de la fase del ciclo económico que este atravesando una nación; ya que las rentas de los consumidores, podrán variar dependiendo de las condiciones en las que se encuentre determinada economía; pudiendo aumentar durante periodos de bonanza o disminuir en la fase de crisis; pues en ambos casos se aplicaran normativas completamente diferentes; debido a que se enfrentaran a circunstancias que serán ajenas, y al mismo tiempo dependientes ente sí.

Ya que un periodo de bonanza puede propiciar una crisis y viceversa. Del mismo modo que pueden influenciar en las decisiones que involucren, las variaciones de los impuestos; en donde un declive en los precios de estos, puede aumentar los niveles de la renta, que le permitirán a las personas, consumir una mayor cantidad de bienes; prescindiendo de aquel producto de menor valor; para sustituirlos por otros de mayor costo.

Gusto de los consumidores

Estos gustos se enfocan en las cualidades y beneficios que ofrece un producto; con el que se logra atraer a los clientes; llegando a ser en el mejor de los casos, una de sus preferencias; donde no importara el precio que se imponga por dichos bienes o servicios; ya que los consumidores estarán dispuestos a pagar los costos.

Lo cual ocurre usualmente con aquellos productos que prometen satisfacer las necesidades de los usuarios; al actuar como medida preventiva para ciertas enfermedades; como es el caso de los frutos rojos, que favorecen a la buena circulación de la sangre; pudiendo así convertirse en una prioridad; de la que muchas personas dependen.

Otro de los aspectos que influye en el gusto de los consumidores, es la moda del momento; pues una parte de estos compraran un producto, por el simple hecho de que todos lo tienen; buscando estar al día con las diferentes tendencias; que por su misma naturaleza, tienden a ser cambiantes.

Precios futuros esperados

Estos dependen en gran medida de las expectativas que se tenga del mercado a futuro; así como de las distintas proyecciones que este ofrezca; en donde influyen las decisiones gubernamentales del estado; pues no es ningún secreto para nadie, que las medidas que estos promueven, obran distintos cambios en los precios; como ocurre en periodos recesivos, en los que se implementan medidas que pueden ser sometidas a estimaciones, que les permiten a los comerciantes establecer los costos de sus productos.

Por ello es que las naciones que pasan por estos periodos; son propensas a sufrir estas variaciones de precios; que en ciertas ocasiones supone la pérdida representativa de capital; contribuyendo a una posible inflación; pues a pesar de que se entienda que los comerciantes busquen obtener ganancias al subir los precios; no implica que pueda ser la decisión más acertada, en cuanto a estrategias de ventas se refiere. (Ver artículo: Curva de la Demanda)

Ejemplos

A lo largo del artículo se han ido dando pequeños ejemplos, que explican el funcionamiento de estos factores en los diferentes tipos de demanda; en donde las circunstancias y las situaciones a las que está sometida una nación, son los más concluyentes. Sabiendo esto podemos describir los siguientes ejemplos, de acuerdo a algunos de los tipos de demanda:

Demanda de mercado

Cada factor que fue descrito en la demanda de mercado al principio del articulo; puede condicionarlo a partes iguales; pues si llevamos al público un teléfono que cuenta con el mejor sistema operativo, una memoria extendida, además de una cámara de videos de primera calidad; no se venderá al menos que los precios y las rentas de los consumidores, puedan tener algún tipo de equilibrio; ya que se puede ofrecer un producto de precio relativamente accesible; pero si no se cuenta con una renta mínima que permita tal gasto, difícilmente podrá tener éxito en el mercado.

Claro que el contar con una renta que cubra dicho gasto; no será el único condicionante; pues la tendencia del momento tendrá el mismo protagonismo; ya que los usuarios evaluaran todos los teléfonos que en ese entonces sean populares en el mercado; buscando elegir el más demandado, entre todos los que se oferten.

Demanda de trabajo

Si se tiene una compañía y esta ofrece un servicio de reparación de autos; en algún momento esta requerirá de la contratación de personal de trabajo para impulsar las ventas y promocionar el servicio; lo que no ocurrirá, a menos que se cuente con una economía rentable que le permita a esta empresa de reparaciones, ofrecer salarios justos; que no represente una pérdida de dinero.

Considerando la productividad de sus trabajadores; pues de acuerdo a este factor se definirán las contrataciones; por ello es que se deberá analizar objetivamente la productividad de nuestro equipo de trabajo; evaluando la rapidez y desempeño con que efectúen las reparaciones; ya que si son eficientes, atraerán un mayor número de clientes; que aportara mayores ganancias a la compañía.

Finalizando podemos llegar a la conclusión de que todos los factores, independientemente del tipo de demanda, direccionan cada decisión en el mercado; pues lo que no condiciona uno, lo hace el otro. Teniendo así una importancia completamente justificada.

(Visited 351 times, 3 visits today)

Deja un comentario