Acaparamiento: ¿Qué es? Tipos, elementos relacionados y más

El no tener acceso a los productos de primera necesidad o la decisión por parte de una empresa en no querer facilitarlos al público en general es conocido como acaparamiento. Descubre en este artículo todo lo que esconde este concepto económico.

acaparamiento

¿Qué es el acaparamiento?

La palabra acaparamiento proviene del derivado francés “accaparer” que significa la acumulación de una serie de bienes y servicios o de empresas que desean adueñarse de todos los productos que tienen almacenados en sus establecimientos. Este concepto ha estado presente desde la antigüedad, ya que al darse los trueques o intercambios comerciales, muchos comerciales decidieron tomar arbitrariamente sus productos y esconderlos bajo llave. De la misma manera, podrías conocer mucho más sobre la historia del marketing desde sus inicios hasta la actualidad.

Uno de los problemas más grandes respecto al acaparamiento es cuando ocurre con las tierras, de lo cual se hablará más adelante. Sin embargo, el acto de acaparar también tiende a ser compulsivo por muchos comerciantes, a los cuales se les facilita una serie de producto y no los vende bajo ninguna circunstancia.

Muchas veces, el acaparamiento está asociado a algunos anti valores como la codicia, ambición y el egoísmo. La mayoría de los productos que son acaparado son de origen finito (los más ilimitados) de los cuales dependen mucho las personas para cubrir sus necesidades primordiales. Por ejemplo, en un país existe la gran demanda de la leche con diversas marcas a consultar. Ahora, si un supermercado tiene la disponibilidad de vender y por cualquier razón la guarda en un depósito. Esto es considerado como un acaparamiento moral que podría ser penado de acuerdo a las leyes, por no someterlo al mercado para evaluar su precio.

El Estado procura vigilar muy de cerca para establecer si una empresa pública o privada ha estado acaparando mercancía. La acción de acaparar hace que la especulación entre en juego para influir en el mercado. Una vez que es decretada la especulación, los precios en el mercado aumentarán de tal manera que el sujeto acaparador se hará de muchas ganancias sin tener que ofrecer su producción al público en general.

Si el acaparamiento es más progresivo de lo que aparenta, se estaría hablando de poner en riesgo la vida de las personas, porque no tendrán la disponibilidad de los productos de primera necesidad como alimentos o medicinas. Existen otros conceptos que desde varios puntos de vista es adverso para la economía de un país, tratándose específicamente de la deflación.

Aparte de estudiarse este fenómeno desde el plano económico, se ha descubierto que ha sido un problema psicológico, originando distintos trastornos. La medicina ha determinado la aparición del síndrome del acaparador compulsivo, el cual consiste en la acumulación de los bienes por parte de una persona natural o relacionada a los medios empresariales. Por ejemplo, una ama de casa que es capaz de guardar muchos utensilios de limpieza en un pequeño cuarto, con el paso del tiempo será difícil accesar a él o limpiar el polvo, gracias a la acumulación de estos elementos en la habitación.

En el sentido estricto de la economía, el acaparamiento influye directamente en la oferta, al momento de ser capaz de congelarla para que la misma no se impulse en el mercado. Asimismo, la oferta se paraliza mucho antes de introducirse en el mercado de consumo. Con este proceso, el acaparador se sienta a esperar que los precios se eleven mucho más para así concretizar la venta de ellos, hasta superar los estándares actuales de la oferta.

El acaparamiento en sí mismo se sostiene de tal forma que intenta prevenir el crecimiento de la demanda para lograr una práctica con tendencias especulativas. Ahora bien, el acaparador no siempre tendrá la razón y si realiza una especulación sobre los precios podría equivocarse en sus cuentas. De ocurrir un intento fallido especulando, los activos que se invirtieron en la compra están en riesgo de perderse.

acaparamiento

Si el acaparamiento supera la barrera de lo permitido en la moral y leyes, probablemente se convierta en un acto condenatorio no sólo para la ley, sino también para la sociedad. Sin duda, ya se refiere a una práctica completamente monopolista o absolutista. Un bien se logra acaparar en la medida que la oferta no trascienda tan pronto como su periodo de respuesta frente a los precios; hay que tomar en cuenta que tampoco pueden existir los bienes sustituidos.

Entre más factores que modifican este concepto depende de lo que ocurra con la cantidad demandada, que deberá disminuir mucho menos al afrontar escenarios respectivos al aumento de los precios; en otras palabras, corresponde hablar de la propia demanda inelástica. Cuando este escenario es adverso para el acaparador, no tendrá algún beneficio si mantiene sus productos en el inventario.

Con este tipo de limitaciones al momento de acaparar, no todos los bienes son idóneos para cumplir con este concepto. Los que si son un claro referente de lo que son muy acaparados pertenecen al sector agrícola y el trabajo de la tierra.

Es imposible creer que el acaparamiento proceda en grandes mercados, sino más bien en los espacios más pequeños, cuyos oferentes no son suficientes y el tipo de comunicación de sus asesores no es la más perfeccionista. En el mercado global que se desempeña en la actualidad, tampoco se le puede sacar mayor jugo al acto de acaparar, porque los oferentes si son predominantes en todo el mundo.

Tipos

El acaparamiento se puede diversificar de acuerdo a los productos que son aislados para no venderse en el mercado, transitando desde las tierras hasta la alimentación básica. Conoce mucho más detalles referente a su tipología.

acaparamiento

De tierras

Consiste en una compra prácticamente compulsiva de terrenos, porciones de tierra, lotes baldíos o galpones por parte del gobierno o empresas de carácter multinacional. Ellos recurren a la compra de estos terrenos para salvaguardar los alimentos o resto de productos esenciales para la vida humana.

Cada vez que las empresas extranjeras deciden invertir en estas tierras en forma poco provechosa o de nulo carácter lícito, pueden provocar violaciones a todos los derechos humanos. Al ocurrir este escenario adverso, la calidad de vida de todas las personas disminuirá drásticamente, con un panorama similar con las oportunidades de trabajo.

La historia sitúa a Asia y África como los grandes acaparadores de tierras, aunque esto no exime a que los otros continentes dejen de aplicar la misma metodología. La aplicación de este acaparamiento afecta a todo el mundo, porque las propiedades de agua son indispensables para todos los seres humanos.

A groso modo, la pelea por la propiedad siempre ha estado presente desde la antigüedad, teniendo en cuenta que el socialismo quiere expropiar y el capitalismo asegura producir dichos terrenos para los sistemas de bienes y servicios. Este tema se complica aún más cuando las familias son despreciadas de sus terrenos para adueñarse de ellas a la mala. Muchas veces, las tierras no producen los alimentos esperados, dejando en claro que echar a esas familias de sus casas no resultó en el mejoramiento de las mismas.

acaparamiento

Los propietarios de estas tierras aseguraron su permanencia en las mismas al colocar un cartel en la entrada, diciendo explicitamente “No pasar” para marcar una gran diferencia o una especie de sentencia para que los otros campesinos no tengan intenciones de hacerse de unas tierras que no les pertenece.

Lo que se plantea en el párrafo anterior es la verdadera identidad de lo que significó el acaparamiento de tierra, sin embargo, siempre trajo consigo violencia, porque este proceso de acaparar los terrenos implicó una infinidad de disputas entre campesinos para obtener el beneficio deseado. Los derechos humanos también pendieron de un hilo, pobreza, hambre y como último recurso mucho más lamentable: la muerte.

El hecho de adjudicarse un terreno siempre resultó una preocupación para muchos, porque las alternativas para lograrlo no fueron las mejores; a excepción de quienes pactaron de forma preliminar sobre la adquisición de algunas parcelas. Oxfam refiere un punto importante sobre eso:

“La actual compra masiva de tierra obedece a un interés por producir comida suficiente para personas en otros continentes, por cumplir con los perjudiciales objetivos de biocombustibles o por especular con la tierra y conseguir beneficios fácilmente”

Tal cual como se explica en la cita de Oxfam, la ocupación de las tierras en primera instancia significó la explotación de la materia prima en pro de ajustar nuevos procedimientos para llevar todo el sistema alimenticio a diversos países del mundo.

La arbitrariedad de uso en las tierras también es frecuente en el acaparamiento, porque aseguran que al ser terrenos de “nadie” tienen el derecho pleno de utilizar estos establecimientos para fines distintos, hasta el punto de desalojar a familias en condiciones extremas para satisfacer su ambición. Las empresas multinacionales aseguran que los derechos de estas tierras no pertenecen a los campesinos, para acreditarse en libertad de hacer uso de ellas.

Las multinacionales no son capaces de desalojar a los campesinos, porque acreditan esa función al Estado, al tener más derecho. Estas empresas procuran no inmiscuirse directamente entre los conflictos de la comunidad campesina y el Estado para pelear las tierras. Este sector empresarial prefiere “pescar en río revuelto” para comprobar si sale beneficiado con algunas tierras o no.

El acaparamiento de tierras auspiciado por el gobierno es más inflexible, hasta para las propias empresas multinacionales. Las instalaciones públicas y privadas para salvar la integridad del campesino es capaz de brindar fuentes de empleo y salarios accesibles para cubrir con todos sus gastos base. No obstante, este método poco ha sido efectivo, gracias a las múltiples demandas de empleados acusando a dueños de empresas por acoso laboral, aunque ello se trata con sumo hermetismo para evitar escándalos que perjudiquen grandes marcas.

Otros temas han quedado un poco renegados por tratar el acaparamiento de tierras, sin visualizar las consecuencias que esto traería para la problemática mundial referente al uso del agua.  No cabe duda que la tierra es y será indispensable para subsistir, pero el agua es vital para mantener el cuerpo hidratado y regar los sembradíos que eventualmente se transformarán en materia prima.

acaparamiento

Distintas organizaciones como Grain indican que detrás de cada acaparamiento de tierras, implica hacer el mismo acaparamiento pero con las aguas. El corporativo sigue declarando hasta llegar a la conclusión que las peleas por las tierras en África tienen un trasfondo común: adueñarse de las aguas. En África valoran mucho el agua por los cultivos, para preparar los alimentos y por ende, para vivir, gracias a que es un recurso bastante limitado para ellos, más tomando en consideración que carecen de agua potable en varias regiones.

En la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” distintos autores han tratado este asunto del doble acaparamiento (tierra-agua) al suponer que la reserva de las tierras nunca ocurre en forma independiente, porque se está implicando su sistema de aguas o de riego. Además de esto, se tomaron el atrevimiento de develar una estadística para reflejar que más de un 55% del agua está destinada para cubrir los terrenos de Estados Unidos, Reino Unido, India, Emitos Árabes, entre otros.

Hacia el polo más negativo, se ha comprobado que el acaparamiento de las tierras ha traído más pobreza en el mundo que beneficios a los campesinos. Oxfam escribió un informe muy importante titulado Tierra y poder en el que trasciende el hecho que las transacciones de tierra frecuente es proporcional al aumento de la pobreza a nivel mundial. La posesión de estas tierras generalmente ocurre de manera violenta, ya que los obreros están dispuestos a defender sus tierras con su vida de ser necesario. Muchos fueron desalojados sin ni siquiera contar con una indemnización o un trabajo compensatorio.

Generalmente, la violencia para obtener los territorios es causada por los nulos derechos humanos que tenían los campesinos. Este sector con menos recursos no podían consultar nada, al no tener voz y voto gracias a la arbitrariedad del gobierno en someter sus residencias para sus caprichos económicos e incluso, personales. No sólo los campesinos corrieron el riesgo de perderlo todo, sino las pequeñas empresas nacientes o con trayectoria, pero sin demasiada influencia ni capital. Países como Guatemala, Honduras, Uganda e Indonesia no tenían los recursos para reponerse al doble acaparamiento.

acaparamiento

El papel de la mujer es fundamental dentro del acaparamiento de tierras, porque ellas son las protagonistas al momento de producir los alimentos. Son aproximadamente un 80% de ellas quienes se ocupan de trabajar en buena forma con la materia prima. Sin embargo, ellas estaban un nivel por debajo de los varones al momento de exigir sus derechos a las tierras. Son muy pocos los casos en que se conocen las damas que se acreditan las tierras para su acaparamiento. La gran mayoría son autosuficientes y de ellas mismas dependerán el cuidado de sus ganancias.

Consecuencias

En virtud que la demanda de productos y alimentos se encuentra en alza, ocurre exactamente lo mismo con el acaparamiento y la especulación. Esto representa un peligro muy grande de acuerdo a las regiones más afectadas, como la clase más pobre que dependen exclusivamente de estas tierras para sobrevivir.

  • Aquellas tierras que son completamente cultivables y que son acaparadas por el gobierno podría resultar un problema grave para toda la comunidad. Efectos negativos como la contaminación están a la orden del día gracias al transporte masivo de la materia prima de un lugar a otro. Oxfam explica que los grandes negocios son capaces de monopolizar estas tierras sin medir los objetivos que buscan.
  • Cada vez que se efectúa la distribución de los terrenos para los biocombustibles, los pocos sectores disponibles para la materia prima alimenticia serán menores. La presencia del dióxido de carbono será más abundante en el ambiente, hasta favorecer la contaminación.
  • En los casos puntuales que las tierras produzcan el famoso aceite de palma, se comprobó que el mismo es capaz de emitir CO2. Es completamente natural que este aceite figure como un agente contaminante, por ser el más consumido en todo el mundo.

Datos importantes

  • Más de 61 países han implementado el acaparamiento de las tierras para su propio beneficio. Destaca África con un total del 47% de ellas y Asia con 33%.
  • Oxfam establece que las relaciones al momento de hacer el negocio para las tierras no es completamente transparente.
  • En 2001 se contabilizaron 227 millones de hectáreas que forman parte del acaparamiento de tierras.
  • Aparentemente, en 2020 se calcula que el 10% del combustible que sea comercializado sea de carácter renovable.
  • Los cálculos de Oxfam son interesantes, aunque no todos son alentadores. Considera que alrededor de 925 millones de personas pasan hambre luego de perder sus tierras.

acaparamiento

  • Grain publica un interesante informe explicativo de lo que ocurre en el acaparamiento de tierras en una etapa correspondiente desde 2001 hasta 2008.
  • El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FAO y el Banco Mundial han declarado que el acaparamiento de tierras es un problema que concierne a todos los individuos.
  • En la actualidad, se ha manifestado la preocupación por los campesinos que son desalojados de sus tierras.

En economía

Para definir este tipo es pertinente analizar que la oferta no es equiparable al tiempo de respuesta sobre el aumento de los productos; de ocurrir este fenómeno entra en juego la popular demanda inelástica. De la misma manera, la cantidad demandada tendrá que asumir un rango en el que deben disminuir, conduciendo a esta elasticidad de la demanda.

Para el sector económico es más factible acaparar los elementos de origen agrícola, porque el resto que están sometidos a inventarios no traerán beneficios para el agente acaparador. Si existen las intenciones de acaparar, es mejor involucrar los mercados pequeños, porque sus oferentes no son más determinativos, cuyas comunicaciones son totalmente deficientes.

Los grandes mercados son la mayor dificultad que pocos acaparadores especializados en economía prefieren tocar, porque sus oferentes tienen un mayor alcance mundial, hasta aferrarse a otros mercados emergentes. Se toma en cuenta que permite más la regulación de la mercancía sin pensar demasiado en los prejuicios del consumidor.

acaparamiento

De alimentos

Es una de las formas de acaparamiento más arriesgadas y con pena en la ley. Resguardar la comida sin venderla no sólo implicaría pagar con cárcel o la clausura de los negocios de venta, sino además, conducir a la muerte de la clase más pobre que no dispone de mucho tiempo o dinero para alimentarse. En ocasiones, la comida permanece oculta en las bodegas de estos comerciantes que se escudan en la especulación para hacer valer sus alimentos.

De productos

Los productos de primera necesidad que estén acaparados por los comerciantes o dueños de negocios también será considerado como un acto criminal. Los recursos sustituidos o no deberán estar en la plena disposición de sus consumidores, al ser esenciales para garantizar su calidad de vida.

Elementos relacionados

El acaparamiento no ocurre por cuenta propia, pues necesita de diversos factores sobre el cual apoyarse hasta consolidar el proceso. En nuestros días no representa un peligro latente, porque los países cada vez están más cercanos a comulgar con el bienestar social. Más allá de esto, es de considerar lo siguiente:

  • Hay un sujeto pasivo que desempeña este concepto, tratándose del Estado.
  • El sector más perjudicado sin duda es el consumidor. El acaparamiento acarrea la escasez de los productos, padecido por el público que lo compra, pero no le es vendido. Los competidores son sujetos activos de este concepto.
  • Se habla plenamente de un objeto material que se puede acaparar, en caso de los productos de primera necesidad.
  • Hay una consumación, cuando el sujeto se hace de ese producto. En ese momento ya se encuentra acaparado.

Especulación

Es el acto de comprar productos y servicios a precios muy bajos, para almacenarlos durante un cierto tiempo y posteriormente, sacarlos a la luz a un precio elevado que no concuerda con el estipulado en el mercado.  Es una práctica que se usa con mucha frecuencia, pero no es bien vista por las personas desde un punto de vista moral. Se ha apreciado que la especulación influye indirectamente en el sector mercantil.

acaparamiento

El especulador no escapa de los errores y fallos en sus cálculos, como ocurre con cualquier otro inversionista cada vez si se pregunta qué tan positivo es inyectar capital o las consecuencias que esto tendría para su bolsillo. El comerciante logra comprar mercancía que bajo su perspectiva subirá de precios con el paso del tiempo, pero no posee una certidumbre precisa de cuál será el tope de oferta y de precio que se manejará en el mercado.

Como el concepto es abarcante, no es descabellado tratar la especulación desde un enfoque financiero. Consiste en la plena inversión de los activos, pero con el riesgo que dichos activos no sean retornables, como tampoco se denotarán los beneficios de hacer este trámite.

Un movimiento financiero en base a la especulación tiende a generar beneficios y pérdidas. De acuerdo a la balanza, lo que pese más es conforme a lo que se medirá la especulación. Es importante reconocer que en este concepto hay dos tipos bien diferenciados:

-Especulación lícita: Está enfocado en la bolsa de valores y en todo lo que esté relacionado con el intercambio comercial.

-Especialización ilícita: Es más delicado que el caso anterior, al involucrar todos los productos de primera necesidad para la especulación. El delito es viable siempre y cuando jueguen con el bienestar de todos los ciudadanos al que se les niega la venta de este calibre.

acaparamiento

Los comerciantes cuando aplican la especulación no son capaces de disfrutar del producto involucrado, sino espera a que el valor del mismo sea más elevado para aprovecharlo y ofrecerlo en venta. Todo tipo de inversión al final de cuentas es especulativa, pero los propietarios de esos bienes no se comprometen con la gestión de ellos hasta el momento de accionar en su venta.

El aumento del precio está intimamente relacionado con la intensidad de la demanda. La gente estará al pendiente de comprar estos bienes que tienen fama masiva, para posteriormente sacarle un mayor beneficio con la reventa. Las compras especulativas se logran medir a través de sus propios periodos, ya que en tema de ventas los precios logran caerse estrepitosamente. Este concepto se relaciona también con la información privilegiada que se sostiene en los precios, pero acceder a esta información es un tema delicado que conduce a delitos penales.

Aquellos mercados que apoyan el acaparamiento y la especulación se valen del monopolio para subir o bajar los precios para satisfacer sus propios intereses, aunque la legalidad será una cuerda que estará por romperse hacia su lado más fino. Un ejemplo de este escenario es el trato del petróleo, cuando el monopolio se vale para crear discordias entre sus gobernantes hasta fomentar una serie de conflictos que trascienden las fronteras.

acaparamiento

Consecuencias

  • La competencia deja de ser efectiva en el mercado, más si dos o más de ellos persiguen fines diferentes.
  • Inseguridad jurídica.
  • Inseguridad económica al momento de predecir los precios en alza. Posiblemente existan fallos al momento de acaparar y luego vender.
  • El acaparamiento por más que se aplique legalmente, no tiene una verdadera justificación por parte del comerciante o dueño de los bienes.
  • Un mal ejemplo a los consumidores desde el punto de vista moral.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Deja un comentario