Deflación: ¿Qué es? Características, consecuencias y más

La deflación es uno de los conceptos económicos fundamentales que cualquier economista o persona natural debe manejar en su día a día. Consiste en una disminución drástica de los precios como consecuencia de la reducción de la oferta. Descubre más información al respecto y por qué se conoce como el polo opuesto de la inflación.

deflación

¿Qué es?

La deflación llega al momento en que ocurre una contracción en la oferta monetaria, causando que los precios de muchos bienes y servicios se vean reducidos drásticamente. Cuando ocurre este fenómeno es por el aumento del valor local de la moneda, haciendo que su poder adquisitivo sea más importante. Por ejemplo, si se cuenta con un estimado para enganchar la compra de una casa, la deflación permite que se pueda comprar más de una por el mismo precio.

En otras palabras, los productos y demás servicios se vuelven mucho más baratos y asequibles para todo el público. Para quienes manejan más la teoría económica, este movimiento apenas se simplifica en la frase de reducción de la oferta monetaria. Al aplicarse la deflación es bajo la necesidad de hacer que el producto llegue a manos de sus consumidores de manera más rápida y sin meditar demasiado en cuánto gasto se sacrificará para lograrlo. Entre otros conceptos económicos de gran importancia está el de la oferta, del cual puedes conocer mucho más.

Esta acción no ocurre sólo por la contracción de la oferta en los precios, sino además porque la oferta de todos los productos es superior a la demanda. Por consiguiente, una compañía estará preocupada por vender todos sus servicios a un menor costo de los que ellos quisieran. Dicha acción ocurre de alguna manera por el miedo a que se propicie una recesión económica con la rebaja de los productos; sin duda, este hecho representa un factor muy negativo para el sector económico.

El aumento de la producción también juega un papel fundamental para que el escenario de la deflación sea posible, porque mientras más productos en el mercado existan, la oferta monetaria de igual modo será mucho mayor. Para este caso, la deflación es bastante positiva, pues la producción crece y los bienes se hacen más asequibles para todos, gracias a la ley de oferta y demanda.

Características

Entre las características que más sobresalen de la deflación se pueden encontrar las siguientes:

  • Se produce cuando la oferta de todos y cada uno de los bienes o servicios supera a la demanda.
  • Es posible que quebrante la situación económica de una empresa por la disminución radical en los precios.
  • El personal que labora en una compañía será mucho más limitado, al igual que invertir en cualquier servicio.
  • Los bancos realizan menos préstamos frente a la presencia de la deflación.
  • Las empresas no verán los beneficios esperados como producto de vender a un precio más bajo de lo esperado.

Causas

Una de las causas más fuertes para que la deflación entre en el terreno económico es la disminución en el suministro del dinero, afectando en forma positiva y negativa a la economía de una empresa e incluso, de una región. En el presente, la oferta monetaria está bajo control por los bancos centrales. Este fenómeno ocurre por lo general en un breve lapso de tiempo cuando se genera una ampliación monetaria artificial.

También se habla de un aumento general de la demanda de ahorro, todo bajo la causa en la actividad de los consumidores confusos o que no están del todo claros si sus expectativas serán superadas por estos bienes ofrecidos, o el tiempo que han necesitado para hacerse acreedores de ellos se ha extendido más de lo normal.

Consecuencias

Al momento en que la deflación repercute directamente en la economía, corresponde pensar un poco en las consecuencias que ello traería:

-Ingresos comerciales disminuidos: En este caso, las empresas se ven obligadas a bajar los precios de sus productos para mantener su competitividad en el mercado. No obstante, muchas veces en lugar de aspirar a esto último, los negocios podrían descapitalizarse a mediano plazo.

deflación

-El despido de personal es inminente: Ocurriendo exactamente lo mismo con el recorte de salario mínimo para cada uno de ellos que permanecen activos en la compañía. Esta drástica medida implica el hecho de reducir los gastos generales.

-Gasto de los clientes: Cada uno de ellos siempre irá por el precio más bajo de un bien o servicio. Ahora bien, cuando las empresas tratan por todos sus medios de hacer que sus ganancias crezcan, los consumidores que han sido despedidos de su trabajo ven cómo su dinero comienza a mermarse con esta acción empresarial.

-Préstamos bajos: Los bancos no se arriesgan a hacer préstamos cuando la deflación entra en juego, pues no están dispuestos a poner en riesgo el poco dinero en otorgar estas facilidades.

Tipos

La deflación también puede conseguirse bajo ciertas categorías que corresponde conocer, pero que al mismo tiempo responden bajo la misma causa: la de rebajar los precios acorde a las operaciones de ofertas. Sin más preámbulo, los tipos de deflación:

-Deflación histórica: En este tipo se halla una deflación a paso lento que irá reduciendo los precios paulatinamente bajo la influencia del propio aumento de producción por cápita. El valor de la moneda logra mantener el mismo valor por cierto periodo largo en el tiempo. Uno de los países que distingue la deflación histórica es Suiza, pues su moneda local no pierde el valor tan fácilmente, mientras por otro lado su sector productivo sigue creciendo.

-Deflación correctiva: La mayoría de los casos se origina luego de darse un efecto burbuja en el sector económico. Una vez que esta burbuja “explota”, metafóricamente hablando, todos los precios vuelven a ser los originales antes de darse el proceso de inflación, ocasionada por la misma burbuja.

deflación

-Deflación inflacionaria: Siempre ocurre cuando se da el proceso de expansión monetaria. Sin embargo, los precios procuran regresar a su monto inicial en algún momento. Este último hecho se ve imposibilitado cuando la banca central interviene.

¿Cómo prevenirla?

La deflación no siempre vendrá cargada con aspectos positivos para el negocio, sino más bien acarrean una serie de consecuencias no muy gratas para la economía. En este apartado se conocerán algunas medidas preventivas:

  • Un buen recurso es la aplicación de una mecánica monetaria que logre ser expansiva, para que las ofertas sean mucho mejor en todo sentido. Si existe la posibilidad de no detener la circulación del dinero, la demanda será mucho más dinámica.
  • Aumentar el gasto público para que reduzcan los impuestos, con el fin de auspiciar una política expansiva de tipo fiscal. Gracias a ello no sólo aumentará la demanda, porque también podría generar más fuentes de empleo para el personal con la edad y capacidades suficientes para laborar.

Inflación y deflación

Ambos conceptos son totalmente opuestos entre si y para ello es indispensable conocer un poco más sobre la inflación para dar muestra de ello. Cabe recalcar que existen otras definiciones económicas importantes como la división del trabajo, en la que resalta el dicho de la unión hace la fuerza para distinguir mejores resultados.

Por un lado la deflación se encarga de reducir todos los cortos por contracción de una oferta, mientras que la inflación es el aumento sostenido y generalizado en el precio de todos los bienes y servicios. Guarda relación con la pérdida del valor para un producto situado en el mercado, ocurriendo exactamente lo mismo con el poder adquisitivo.

deflación

La inflación también guarda una leve semejanza con el concepto de devaluación, tratándose de la caída de una moneda nacional frente a la de otro país que se encuentra más cotizada en el resto de los mercados internacionales. Más allá de esto, es pertinente mencionar los tipos de inflación, que son la contraparte de los que presenta la deflación:

-Inflación moderada: Los precios de todos los productos y servicios aumentan de manera paulatina, representando todo lo opuesto a lo que significa la deflación histórica. Los clientes por lo general apuestan por los precios más estables, al considerar que éstos no subirán abruptamente en poco tiempo. Un ejemplo de este tipo radica en las personas que ingresan sus ahorros en el banco y los mantienen allí por breve tiempo. Una vez que los precios inician su escala ascendente, muchos de ellos retiran sus ahorros para comprarlos en bienes.

Este tipo de inflación se compromete con el consumidor de no devaluar rápidamente su dinero. Ofrece la garantía de tenerlo reservado en los bancos hasta que el cliente tome la decisión de retirar y hacer su uso. El propio banco considera que el dinero no se alejará por un rato del valor real que representa un bien o servicio.

-Inflación galopante: Se contrapone a las características de la moderada, pues la inflación se podría disparar de un 30% hasta un 120% o ir más allá del 200% tomando como referencia temporal de un año máximo. La Inflación galopante trae como consecuencia grandes cambios económicos para una nación. El dinero pierde rápidamente su valor, por lo que la gente prefiere gastarlo antes que su moneda se vea devaluada. En este caso, es mejor manejar cantidades de dinero prudentes, antes de echarse a perder toda una vida ahorrando sin gastar.

-Hiperinflación: Este tipo de inflación ocurre de manera agresiva y desproporcionada, aumentando hasta un 1000% en una etapa anual. Si un país está bajo la sombra de la hiperinflación quiere decir que está atravesando por una de sus peores etapas económicas y financieras pocas veces vistas, resultando difícil recuperar el terreno perdido.

deflación

La población busca desesperadamente gastar su dinero antes que el mismo pierda su valor en cualquier momento. Los bienes y servicios se harán inaccesibles para todos los consumidores, por ello agotan todas las posibilidades de remediar esto con la compra nerviosa, en distintos casos.  Gran parte de esta responsabilidad recae en el gobierno de un país determinado, que no maneja correctamente la emisión del dinero o bien, porque no hay estabilidad en el ingreso y egresos en ese territorio.

Las causas de la inflación son mucho más variadas que en deflación, como también más drásticas que se observarán en un tiempo más corto. Sin embargo, se han sumado 3 de las causas más puntuales por la que ocurre este fenómeno tan negativo para la economía de un país que no posee grandes riquezas:

  • Demand pull inflation, tratándose al momento en que se incrementa significativamente la demanda, sin que el mercado se haya adaptado a las nuevas tendencias de lo que presentan sus nuevos bienes y servicios. No hay un mayor tratamiento sobre la demanda existente.
  • Cost push inflation, en este caso, el trabajo de obra respecto a la materia prima se vuelve mucho más caro.  Bajo esfuerzos de mantener la misma tasa económica, el incremento de los precios se sale de control.
  • Build-in inflation, es una causa mucho más preventiva de lo que ocurrirá con la economía de un Estado, pues muchas empresas ajustan sus respectivos precios para acercarse a la realidad del país.

Muchos empresarios de gran prestigio en el rubro han declarado su temor a las consecuencias de la deflación que a la propia inflación, puesto que una caída abrupta de precios podría arruinar cualquier negocio, dejándolo sin ganancias ni en qué invertir para mantenerlo funcionando.

La deflación podría convertirse en un círculo vicioso continuo para la economía de un estado. Los comerciantes estarán en la obligación de vender todos sus productos para poder cubrir sus precios fijos, dando por hecho que dicho precio no será suficiente para cubrir las variables en los costos, haciendo que éstos bajen aún más. Si los precios bajan constantemente, la demanda hará lo propio ajustándose a los nuevos precios.

Los consumidores al valorar el círculo vicioso en que se ha convertido la deflación, aseguran que no vale la pena comprar algún servicio si se percatan que el día de mañana estará más barato. Para la inflación ocurre todo lo contrario, pues la gente comprará antes que la moneda se devalúe más y los precios aumenten de forma desmedida. Por ende, la deflación es la causa y consecuencia por la falta de circulación de dinero, haciendo que la economía de una entidad se vea derrumbada peligrosamente.

Del PIB

Es la variante del índice de precios estipulado en una economía que se calcula a través del Producto Interno Bruto. Gracias a esto se logra dilucidar el crecimiento de una economía cuando se aumentan los precios en bienes y servicios. A través de su procedimiento, dicho crecimiento suscita en forma lenta o suavizada. De ser posible, se corregirán cada una de estas estimaciones con el objetivo que no se hagan sobrevaloradas.

Este crecimiento económico mediante la evaluación de su Producto Interno Bruto se da de manera temporal, es decir, sin abarcar más de un año.

¿Cómo se calcula?

Para descubrir el verdadero valor del PIB corresponde usar la siguiente fórmula:

Deflactor PIB= (PIB nominal/PIB real)*100

El PIB nominal hace referencia a los precios anuales en que se logra encontrar un producto, sin importar si el mismo ha aumentado o disminuido. Hacia el otro escenario se encuentra el PIB real, tratando la eliminación en el cambio de precios que suscita en un intervalo de tiempo. Por otro lado, el elemento del deflactor no es más que un señalador general entre la inflación y deflación, midiendo cada uno de los cambios añadidos en la composición de precios y en los salarios de una entidad.

deflación

Ventajas

  • Toma en cuenta todos y cada uno de los productos o servicios ensamblados en un país al momento de efectuar los cálculos.
  • Analiza todos los cambios de precios ejecutados en un periodo máximo de un año, así como también los hábitos de compra por parte de los consumidores. Su contraparte en estudio IPC (Índice de precios al consumo) no es tan actualizable, pues se pierden de vista más detalles para estudiar.

Desventajas

El deflactor PIB no llega a tomar como objeto de estudio la economía sumergida y su periodo de tiempo para ser analizado es más prolongado de lo que corresponde ser. Otro movimiento importante del cual corresponde saber sus ventajas y desventajas es en marketing y ventas, en la que el producto elaborado debe resaltar en el mercado.

Ejemplos

Para describir cada uno de los ejemplos de deflación, se consideran dos de sus causas más fuertes en la que hace aparición: insuficiencia de demanda y exceso de oferta. Ambos casos de igual manera procura la disminución general en los precios de todos los bienes y servicios.

Para la insuficiencia de demanda, en Alemania se ha instaurado una nueva política conocida como “neomercantilista”. Este consiste en que el país apoye a la exportación de cada uno de sus bienes valorados a un precio mucho más competitivo para el mercado, para así apoyar a los consumidores que poseen un salario asequible para comprarlos.

La iniciativa del neomercantilismo de reducir los sueldos básicos hace que el descenso en los precios de los bienes sea inminente. Por ende, para el cliente internacional al que serán llevados estos productos, podrán hacerse de ellos a un precio bastante razonable.

deflación

Sin embargo, todo fluye bastante bien con precios asequibles para el consumidor externo, pero en el Estado que exporta se observará la insuficiencia de demanda, provocando que las personas tengan menos dinero para comprar en su propio territorio.

El segundo caso, para el exceso de oferta, se sitúa el ejemplo de lo que ocurrió en la crisis económica vivida en España durante los primeros meses de 2018. Antes de este evento adverso, la economía española se encontraba en uno de sus mejores momentos, con las empresas trabajando a toda su capacidad. Todos los productos construidos se vendían como pan caliente, generando ingresos muy generosos para todos.

Al momento de llegar la crisis financiera bajo la causa de la explosión de la burbuja inmobiliaria, ya no se podía comprar como antes, por consecuencia de la reducción de los créditos en los bancos y la devastadora ola de desempleo que esta acción generó.

(Visited 417 times, 1 visits today)

Deja un comentario