Demanda Inelástica: Que es, ejemplos, tipos y más

La elasticidad es un aspecto de gran importancia para los expertos especializados en el área de la economía; no obstante hay quienes desconocen este término; ignorando la existencia de una demanda inelástica que puede ser poco susceptible a los cambios en los precios. Si eres una de esas personas, y quieren conocer todo sobre este tema; te recomiendo seguir leyendo este articulo; con el que lograras despejar cualquier duda e inquietud.

Demanda-Inelástica

¿Qué es?

Para poder dar una definición acertada sobre la demanda inelástica, se debe conocer antes lo que es la elasticidad; la cual está asociada a la compra y venta; ya que mide la respuesta de un determinado producto, ante una variación significativa en los precios.

En ocasiones estas variaciones son responsables del desequilibrio en el negocio de la oferta y demanda; debido a que no siempre se presenta de forma elástica, en la que el aumento de los precios, será el principal responsable del desinterés por parte de los consumidores ante dichos productos; y no porque sean malos; sino porque son sustituibles; es decir, pueden prescindir de ellos por un largo periodo de tiempo al ser remplazados por otros más accesibles que cumplan con las mismas funciones.

A pesar de que la demanda elástica es uno de los conceptos más empleados y conocidos por los economistas; no representa totalmente lo que ocurre en el mercado; pues en ocasiones la respuesta del consumidor ante el aumento de los precios varia; rompiendo cualquier tipo de norma que haya sido previamente establecida; como es el caso de la demanda inelástica; en la que se produce poca o ninguna variación del mercado ante los cambios en los precios de un producto.

El comportamiento de los consumidores ante esta subida de precios se ve influenciado por la poca disposición de productos que logren suplir las mismas necesidades de los que ya son ofertados; lo que generalmente sucede con aquellos bienes y servicios que no tienen sustitutos; siendo los medicamentos uno de ellos; pues las personas se ven limitadas en la toma de decisiones que involucren la compra de estos; ya que tienden a ser imprescindibles en la vida de muchos de ellos.

Así como los medicamentos hay una cantidad de productos sin sustitutos en los que no tiene importancia su precio, el cual puede llegar a ser bajo o muy alto; debido a que los consumidores igualmente seguirán demandándolo para cubrir esa necesidad que de muchas formas es una prioridad para la gran mayoría de las personas; pudiendo tener argumentos válidos para su compra; lo que no justifica totalmente muchas de estas.

Pues aunque hay quienes los adquieren por ser un producto de suma importancia para sobrellevar muchas de las actividades del día a día o para sobrevivir a cierta enfermedad que los aqueje; hay otros que por el contrario hacen de estos, un producto inelástico, solo por no querer dejar de lado algún mal hábito que estos tiendan a suplir.

Como podemos observar la inelasticidad en los productos es inflexible a los aumentos de precios; siendo así un beneficio para quienes los distribuyen en el mercado; pues no importará cuanto puedan subirlos, ya que al final seguirán obteniendo las mismas o mayores ganancias, sin que haya una disminución en la demanda; y en caso de que ocurra una, esta será insignificante; debido a que lanzan al mercado productos sin sustitutos; de los cuales es muy difícil no depender, sin que conlleve consecuencias negativa que puedan afectar al consumidor a futuro. (Ver artículo: Demanda Agregada)

Tipos

En la demanda inelástica se dan distintos casos que pueden tener resultados muy diversos; como ocurre con la demanda perfectamente inelástica y la unitaria; las cuales son próximas entre sí, pero no iguales; ya que ambas responden de una forma muy distinta ante los aumentos de precios que se dan en el mercado. Sabiendo esto podemos definirlas de la siguiente manera:

Perfectamente inelástica

Se caracteriza por no sufrir ningún tipo de variación ante los distintos precios que pueda tener un determinado producto; en los que su valor alcanza niveles realmente altos en cuanto al costo. Así mismo este tipo de demanda presenta un valor cero; que nos indica la poca flexibilidad que tiene ante estos cambios; pues sin importar el descenso o ascenso en los precios, seguirá contando con el mismo grado de demanda por los consumidores.

En la vida real es casi imposible que pueda darse una demanda perfectamente inelástica; ya que el valor monetario de un producto siempre tendrá una variación en la demanda; tal vez no sea tan significativa; pero aun así sigue presentándose; pues no se puede cobrar el valor total de un producto de manera que acapare el mercado, sin dejar algún margen para que las personas puedan tener ingresos con que adquirirlos; es decir, si un comerciante cuenta con un producto sin sustituto del cual dependan todas las personas del planeta; este no podría pedir el 100% de los ingresos a los consumidores por la venta de estos; ya que como este, también habrán otros que serán de vital importancia para la supervivencia de los mismos.

Por ello no suele darse este tipo de demanda; pues si los dueños de las empresas quieren seguir teniendo clientes que compren sus productos; tienen que ceder espacio al resto de la competencia que distribuye otros sin sustitutos necesarios para la existencia y buen funcionamiento de la sociedad.

Si se quiere dar un ejemplo de este tipo de demanda inelástica, lo más cercano seria el agua; pues si una persona fuera dueña de toda el agua del mundo y decidiera venderla; no importaría el precio que le pusiera, siempre contaría con consumidores dispuestos a pagar cualquier costo con tal de conseguirla. (Ver artículo: Elasticidad de la Oferta)

Unitaria

Más que ser un tipo de demanda inelástica es un intermedio entre esta y la demanda elástica; en donde la relación elasticidad- precio se mantiene en uno. En otras palabras esto implica que el precio del producto no tendrá influencia significativa en los ingresos que con él se obtengan; debido a que siempre serán los mismos; pues será indiferente si aumentan o disminuyen los precios establecidos para la venta de este en el mercado; al final la demanda definirá el resultado de los ingresos, siendo estos contantes.

Pues si hoy una empresa decidiera comercializar una harina a un precio más elevado; tendría por resultado una disminución en la demanda del artículo, a causa de lo poco accesible que sería para muchos; lo que les generaría el mismo porcentaje de ingresos que cuando se tenía a un menor costo.

Ejemplos

Existen una variedad de bienes que son parte de lo que define una demanda inelástica; debido a que muchos cuentan con la ventaja de no tener sustituto alguno que pueda representar una amenaza en el mercado. De ahí que la gran mayoría generen ingresos sustanciales a todo aquel que los distribuye. Entre los ejemplos más destacados, tenemos los siguientes:

El agua

Puede sonar absurdo para muchos que el agua pueda formar parte de este tipo de demanda, habiendo tanta en el mundo; sin embargo es este hecho lo que hace de ella un producto inelástico; pues no hay otro recurso natural que pueda sustituirla; y como algunos ya saben es muy difícil para cualquier ser viviente vivir sin llegar a consumirla.

Este tipo de situaciones en las que el agua es tratada como un producto de comercialización en el mercado, suele darse en países que se encuentran en crisis; donde no se tiene un sistema de distribución de agua potable en buenas condiciones, que permita a la población adquirirla; lo que en consecuencia da lugar a la venta abusiva de la misma; en donde se cobran grandes sumas de dinero para poder contar con todos los beneficios que esta brinda.

Medicamentos

No es de extrañar que para cualquier enfermo la medicina sea de vital importancia; pues es esta la única capaz de apaciguar parte del problema que los lleva a consumirla. Los medicamentos son uno de los mejores ejemplos que describen el funcionamiento de este tipo de demanda; ya que los pacientes siempre serán los principales consumidores que la posicionen como un producto inelástico; debido a que no se le puede pedir a un diabético que no compre insulina, si es esta la única medida que da solución a su problema; y como no hay sustitutos que brinden los mismos beneficios; es imposible que baje la demanda.

Vicios

Los cigarrillos y las bebidas alcohólicas son considerados productos inelásticos; pues no importa el costo que tengan; siempre habrán personas dispuestas a pagar el precio; sea cual sea el que se le imponga; debido a que estas adicciones representan un bien necesario para la gran mayoría de ellos; ya que prefieren gastar sus ingresos en la compra de estos artículos, antes que renunciar a ellos.

Por esta razón es que nunca disminuye la demanda de estos productos; pues si se fijan con atención; no importa lo mal que se encuentre una economía o la situación financiera de un sujeto en particular; ya que el adicto conseguirá la forma de adquirirlos; de ahí que el mercado de bebidas alcohólicas y cigarrillos no decaiga; logrando sobreponerse a cualquier dificultad que pueda presentarse.

Gasolina

El combustible es un recurso necesario para muchas personas; debido a que suple muchas de las necesidades que forman parte de la actividad productiva de la población; pues no puede ser dejado de lado tan fácilmente; ya que este es el responsable del tránsito en las calles; por ello es un bien inelástico; imprescindible para una buena parte de los transportistas que circulan en las calles.

Si bien es cierto que se han empezado a desarrollar diferentes medidas alternativas para sustituir este recurso; aún no se han conseguido resultados lo suficientemente satisfactorios para desplazar del mercado este combustible; siendo el precio de estas medidas el único obstáculo que impide este desplazamiento; en el que la gasolina pase a un segundo plano en el mercado global.

Factores que la definen

Son muchas la ocasiones en el que la elasticidad de la demanda ha supuesto una verdadera incógnita; llevando a algunos a preguntarse de que factores se rige para poder ser definida de una u otra forma; y como es de suponer para que un producto sea inelástico se deben cumplir estos mismos; en un sentido muy diferente a que contaran con algún tipo de elasticidad; sabiendo esto procederemos a explicar alguno de los factores que hacen de una demanda, inelástica. Así pues, tenemos los siguientes:

  • No cuentan con sustitutos; uno de los factores que definen si una demanda es o no elástica, es este factor; pues si cuentan con sustitutos tendrán mayor posibilidad de ser elástico; y en el caso contrario, en el que no cuente con ningún tipo de reemplazo que logre cubrir las necesidades del producto original, tendera a ser inelástico; caracterizándose por su poca disposición a sufrir una variación en los índices de demanda que se presenten cuando aumenten los costos.
  • Poca competencia; normalmente la demanda es inelástica en circunstancias en las que se den situaciones de monopolio; donde una empresa tendrá el poder del mercado, sobre la competencia; haciendo de sus productos un recurso necesario con el que todos deben contar; estos casos tienen a presentarse en el ámbito tecnológico; en el que las grandes compañías como Apple y Microsoft; han llegado a imponer sus productos al resto de las nuevas empresas emergentes. Pudiendo establecer precios que hasta la fecha siguen generándoles grandes ingresos; pues aunque ahora hay mayor equidad entre estos y la competencia; aún siguen contando con una mayor ventaja.
  • Poca frecuencia en la compra de productos; hay artículos que son de igual importancia que otros; con la diferencia de que no requieren de una compra frecuente, en la que los consumidores tengan que ir constantemente al mercado para poder adquirirlos, como ocurre con la sal; la cual es necesaria para la preparación de muchas comidas; no obstante tiende a tener un periodo bastante largo de duración; por lo que el aumento en su precio no genera un cambio representativo en la demanda; pues sin importar a qué precio este, los consumidores seguirán comprándola
  • Periodo de duración; este factor tiene de cierta forma mayor relevancia que los anteriores; pues es el tiempo el que definirá el tipo de demanda que se presente; ya que a menor periodo de duración mayores posibilidades de que el producto sea inelástico; y a mayor duración serán más las posibilidades de que el consumidor encuentre otro artículo con el que poder sustituirlo, haciendo de este un tipo de demanda elástica.

Todos estos factores juegan un papel importante, con el que se logra definir el grado de elasticidad que puede tener un producto en el mercado; pues no solo influye si estos son sustituibles o no; sino que también intervienen aspectos como el tiempo de duración, el nivel de competencia y la frecuencia de la compra.

Demanda Inelástica y productos

Los productos son un factor de gran importancia en este tipo de demanda; ya que se encuentran estrechamente relacionados a esta; pues dependerá de ellos, el comportamiento que tendrán los consumidores. Entre estos productos hay una variedad bastante significativa que tienen mayor influencia en el mercado; dividiéndose en dos categorías (sustituibles y no sustituibles) en ambos casos llevan a una demanda que puede ser elástica o inelástica; no obstante, como nuestro tema de interés es la demanda inelástica, nos enfocaremos en ella.

En el caso de los no sustituibles; podemos decir que representan una ventaja para los comerciantes que los ofertan; pues podrán subir los precios, sin preocuparse de tener un descenso en el porcentaje de demanda; ya que al no contar con un reemplazo que logre desplazarlo en el mercado se tiene el beneficio de disponer de ellos a su antojo; debido a que siempre habrán personas que requieran de estos para satisfacer alguna necesidad de la que no puedan prescindir tan fácilmente. De ahí que se den ejemplos como los anteriores, en los que el precio no supone ninguna diferencia.

Cabe destacar que para los consumidores el no poder influir en los precios de estos es una desventaja; pues muchos no cuentan con el capital suficiente para cubrir los gastos que la mayoría de ellos representan; como ocurre con los tratamientos médicos, que cuestan una verdadera fortuna; siendo poco accesibles a la población demandante; debido a que exigen cantidades de dinero que sobrepasan los ingresos de los pacientes.

Así como los enfermos dependen de la medicina para poder mantener una salud estable; hay muchas situaciones en las que sin importar que tanto protesten por la subida de los costos para poder adquirir estos productos, se siguen vendiendo; y no porque estas personas tengan tanto dinero; sino porque no pueden dejar de consumirlos de un día para otro, sin contar con algún respaldo que pueda llenar todas aquellas necesidades que estos cubren; claro que si pudieran ser sustituidos ya no estaríamos hablando de una demanda inelástica.

En conclusión los productos son el centro que define si una demanda es elástica o inelástica; suponiendo para ambos una ventaja y una desventaja; pues en el segundo caso se benefician en mayor medida las empresas que comercializan una buena parte de estos, obteniendo ingresos que no se ven afectados por el aumento de los precios; a diferencia de los consumidores que no tienen los mismos beneficios; pues no disponen de otras opciones que el tener que adquirirlos sin importar el precio que puedan alcanzar. (Ver artículo: Elasticidad de la Demanda)

Curva de Demanda Inelástica

La curva de demanda es una de las herramientas más empleadas por los economistas a la hora de analizar la elasticidad de un producto en el mercado, considerando el comportamiento de los consumidores ante una posible variación de los mismos.

Esta es representada por una gráfica que relaciona el precio de los artículos ofertados con respecto al número de personas que quieren adquirirlo; en pocas palabras en una gráfica de precios vs demanda; en la que influirá el tipo de artículo o bienes que se oferte al público; pues no todos tienen el mismo efecto en los consumidores. Por ello es importante saber de antemano con qué tipo de producto se está trabajando; si puede ser este sustituido por otro o no.

En la curva de demanda inelástica se presenta una situación bastante particular; en la que el valor de la demanda no sufre un cambio significativo ante la subida de los precios; es decir, que si se produce un aumento de un 1% la demanda decaerá de forma tan poco representativa; que no supondrá perdida alguna para quien distribuya este artículo.

Esta gráfica tiende a generar una curva más pronunciada en comparación con la que se obtiene en una gráfica de demanda elástica. Sabiendo que mientras más inelástica sea la demanda; mayor pronunciación presentara la curva; y en caso de que esta sea perfectamente inelástica será representada por una línea vertical; en el que la cantidad de personas que compraran el producto no variara ante los precios que se establecerán en el mercado; siendo esta cero.

Tomando en cuenta el hecho de que esta última no se presenta con tanta facilidad; pues por lo general son poco realistas de acuerdo al comportamiento que demuestran los consumidores en la realidad; sin embargo no hay que descartar la posibilidad de que pueda darse una circunstancia que dé lugar a este tipo de demanda; pues las personas cambian constantemente su forma de actuar, al adaptarse a los diferentes entornos que se presentan en la sociedad; por esta razón es importante conocer cada una de estas curvas de demanda; para poder solventar cualquier percance que se pueda presentar. (Ver artículo: Demanda)

Resumen

La inelasticidad de algunos productos supone una verdadera ventaja para los empresarios que se encargan de distribuirlos; pues no tendrán perdidas al momento de aumentar los precios de sus productos; gracias a que cuentan con artículos que no pueden ser reemplazados; lo que hace de muchos de ellos un bien necesario; no obstante esto no siempre será así; ya que hay áreas en las que se han empezado a desarrollar diferentes medidas para sustituir muchos de estos; lo que terminara siendo una desventaja para todos aquellos comerciantes y una ventaja para todos los consumidores.

Tanto los ejemplos que se han dado en este articulo, como aquellos que no se han nombrado; son parte esencial de nuestra vida cotidiana; en el que la gasolina y las medicinas cobran mayor relevancia; debido a la gran dependencia que generan en la población mundial; pues muy pocos pueden desplazarse a largas distancias sin contar con un medio de transporte que pueda llevarlo; por lo que es imprescindible la gasolina; estos casos en los que este combustible se hace un producto inelástico se ven con mayor frecuencia en los países en recesión; donde no se produzcan grandes cantidades del recurso que logre abastecer a toda la población.

Lo que tiende a llevar a un colapso; donde cualquier persona estará dispuesta a pagar el precio que sea necesario con tal de conseguirlo. Lo mismo ocurre con las medicinas, de los que muchos dependen para sobrevivir; pues a pesar de la variedad de tratamientos y medicamentos que hay en las calles; estos siguen contando con un precio bastante alto; haciendo de ellos un producto poco accesible para gran parte de la población. Pero que aún cuentan con suficientes personas que las demandan y pagan su precio.

La demanda inelástica tiende a darse en circunstancias donde la competencia es mínima prevaleciendo la compañía más influyente; por otro lado el tiempo también tiene su efecto en esta; ya que mientras más corto sea; menor será el riesgo de que los consumidores consigan algún medio con que reemplazarlo; en definitiva se tienen que contar con toda una serie de parámetros para poder dar lugar a una demanda inelástica, con la que se pueda obtener mayores ingresos.

Otro aspecto a destacar es la importancia de la curva de demanda inelástica; pues esta es una herramienta que no solo le sirve a los profesionales especializados en el área de la economía; sino que también puede ser usada por cualquier persona interesada en el comportamiento del mercado ante las subidas de los precios de un producto; debido a que esta nos brinda información de vital importancia para la comprensión de dicho comportamiento; permitiéndonos saber en presencia de qué tipo de demanda estamos; lo que es un beneficio; ya que mientras más información se tenga, mejores serán los resultados obtenidos al final del día.

En resumen esta  viene dada por la poca o inexistente variación en la demanda de un producto ante los cambios de los precios; pudiendo ser unitaria o perfectamente inelástica, en ambos casos se presentan situaciones que requieren de un mayor análisis; pues todo aspecto relacionado al campo económico necesita de un estudio más destacado; en el que se evalúen cada uno de los factores que han hecho de esta una demanda inelástica. Lo que nos lleva a destacar su importancia antes de finalizar este artículo; debido a que tanto la elasticidad como la demanda son parte fundamental para el buen funcionamiento del mercado global; ya que sin demanda no hay oferta.

(Visited 1.936 times, 11 visits today)

Deja un comentario