Recesión Económica: que es, caracteristicas, ventajas y mas

Los gobiernos siempre han disfrutado de etapas de crecimiento; que han conllevado a un auge económico; el cual ha permitido el desarrollo comercial de la nación y el progreso de la población que lo conforman, al facilitarles todas las herramientas para lograrlo; lo que no ocurre en las fases de recesión económica; donde las sociedades deben sobreponerse a adversidades que afectan directamente su estilo de vida. Si quieres saber más de este tema tan popular entre los economistas; te invito a leer el siguiente artículo.

Recesión-Económica

¿Qué es?

La recesión se describe como la fase del ciclo económico en la que se da un decrecimiento que afecta las actividades de producción y empleo que tenga un país o continente; pues el declive en la economía de uno de estos, puede afectar a todo una región, como se ha demostrado en la historia.

Sabemos que se está en recesión cuando por dos trimestres consecutivos se presenta una variación negativa en los valores obtenidos de la tasa PIB (producto interno bruto); la cual permite medir el crecimiento económico de una nación  en un determinado periodo de tiempo; pudiendo ser monitoreado por año o trimestre. El análisis de esta facilita a los países información relevante acerca de la productividad que se vaya teniendo en el transcurso del tiempo; lo que puede servir de guía para la planificación de nuevas propuestas económicas.

Cabe destacar que este descenso suele estar asociado al ciclo económico; pues de una u otra forma, siempre se va a llegar a esa etapa de recesión, en donde los procesos sufren un enlentecimiento, que afecta directamente la economía de un país. Considerando que estos padecimientos en la producción se agravan si vienen de una etapa de desarrollo, en la que los niveles de bonanza aumentan en conjunto con los índices bursátiles y de endeudamiento; que por lógica afectan los valores obtenidos en la tasa de variación PIB.

Otro aspecto que influye en esta, es la escasez de demanda; causada por los aumentos de bienes y servicios que aquejan a algunos sectores de la población al reducir su capacidad de compra; lo que en consecuencia perjudica a las compañías; pues no recuperan el capital invertido en el periodo que se han establecido; lo que llega a ser un problema; ya que se retrasa el impulso económico que pudiera tener un país; resultando una recesión que puede o no ser prolongada.

Además de lo anterior, también está la desconfianza latente por parte de muchas instituciones empresariales; que dejan de invertir en el desarrollo de nuevos productos, para acumular una mayor cantidad de dinero; por miedo a perder capital, al establecer relaciones con otros países o instituciones; ignorando el hecho de que perjudican el intercambio comercial que puede impulsar tanto su economía, como la del país al que pertenecen.

Vale la pena señalar que en algunos casos la recesión se prolonga por  varios años; propiciando el camino a una fase de depresión, donde no se tiene ninguna expectativa en lo referente a una posible recuperación económica. Esta, normalmente se da en situaciones  extremas en las que son empleadas en diferentes medidas, con el objetivo dar solución a  parte del declive; sin contar que al final  no se  logran obtener esos resultados tan esperados, que  suplan de alguna forma los problemas desencadenados por el aumento en las tasas de desempleo y la disminución en los valores de producción.

En definitiva la recesión puede ser perjudicial para cualquier país; afectando tanto sus intereses, como los de aquellas regiones que  directa o indirectamente se benefician del intercambio comercial que se da con la introducción de la globalización; siendo esta la principal solución al problema o la razón del colapso.
(Ver artículo: Criptomonedas)

Características

Como en toda etapa que conforma un ciclo, esta presenta ciertas características distintivas; que permiten a los expertos de una nación saber que se está en presencia de una fase recesiva; en la que habrá un descenso de las actividades relacionadas a la sostenibilidad económica de un país. Entre las más significativas tenemos las siguientes:

  • El ya antes mencionado declive económico, enfocado en la producción de bienes y servicios impulsado por algunas empresas; este es uno de los principales parámetros que caracterizan un periodo recesivo.

Siendo el resultado de la poca o inexistente demanda por parte de los consumidores; que por ende originan aumentos en la tasa de desempleo; a causa de la disminución en la inversión de nuevo capital que reactive la actividad económica de un país; pues el que las personas dejen de consumir, acarrea problemas que afectan el intercambio comercial; que desencadena una serie de despidos, contribuyendo a los altos valores de desempleo que puede tener una nación.

  • Estas recesiones tienden a producirse de forma paulatina en el tiempo; dándoles a los países la oportunidad de anticipar cualquier problema que pueda afectar a futuro su economía. No obstante se dan casos especiales en los que se llega a esta fase de forma tan rápida; que no les da chance a las instituciones de prevenir las pérdidas que pueden llevar a la crisis, responsable de su quiebra en el mercado. Pues el descenso es tan repentino, que al final da lugar a una etapa de depresión, de la cual es difícil pero no imposible salir; ya que la fase de recesión viene seguida de la reactivación económica; que conduce a una etapa de crecimiento y bonanza.

  • Presentan un descenso en las variables económicas de inversión y empleo; pues en este periodo se hace más notable la carencia de inversiones significativas que impulsen el desarrollo comercial de una nación; destacando que estas se ven afectas por el consumo; pues sin personas que puedan costear los gastos invertidos en producción, difícilmente se podrá disponer de capital; ya que las empresas tendrán temor de invertir un dinero, que posiblemente no pueda recuperarse; de ahí que puedan demandar menos personal.
  • La inflación es otro de los aspectos que caracterizan un periodo de recesión; en el que disminuye la demanda de materia prima requerida para la producción; contribuyendo a la caída en los precios. Por otro lado los salarios y precios impuestos por las compañías se ven influenciados por la inflación; pues a pesar de que estos tienen poca tendencia a bajar en etapas de crecimiento y bonanza, en las recesiones presentan menos señales de subir.
  • Otra de las características que se puede presentar en una fase de recesión, es la estanflación, propiciada por el acompañamiento de la inflación en una etapa recesiva, en la que los precios de producción suben, sin que aumente el poder adquisitivo de los consumidores; lo que evidentemente da paso a la crisis; en la que serán requeridas diversas medidas de prevención que impidan el quiebre total de una economía. Esta estanflación suele darse cuando los procesos que llevan a un periodo de declive total se dan de forma brusca y no paulatina como ocurre comúnmente en muchos países que se han visto afectados. (Ver artículo: Deflación)

Estos aspectos tan característicos en la fase de recesión, son las que permiten a las naciones saber cuando están y cuando pasaron a la siguiente etapa del ciclo económico; dándoles la oportunidad de solventar cualquier percance que pueda aquejar a dicha sociedad.

Recesión Económica de 1929

Este es uno de los ejemplos más significativos de una recesión económica; ya que afecto mundialmente a la población de diferentes países, pertenecientes a distintos continentes; empezando en estados unidos con un crack bursátil; que no es más que la caída en la cotización de valores de la bolsa, durante un determinado periodo de tiempo; caracterizado por producirse un mayor número en las ordenes de ventas; a la vez que se paralizan las compras de nuevas acciones, ante la expectativa de que ocurran bajas en el mercado de valores.

Esta crisis económica se extendió a varios países, debido a que estados unidos es el principal mercado productor; que invierte capital en muchas regiones; principalmente América del sur, Europa y América central; de tal forma que al producirse la crisis dejan de invertir dinero, retirando todo apoyo económico, para dar solución a sus problemas internos; que a su vez desencadenan un descenso en la economía mundial; pues no se estaría exportando capital suficiente para que las otras naciones financien sus gastos; ocurriendo lo de 1929, donde los intercambios comerciales con otros países se vieron afectados por este descenso en la bolsa.

La recesión de 1929, también conocida como la gran depresión, duro desde el año 29 hasta los años 40; siendo uno de los periodos más largos en los el mundo fue sometido a un declive económico; que afecto las industrias de construcción, producción, banca, agricultura y demás mercados que contribuyeron a la crisis; presentándola como una de las peores recesiones de la historia en el siglo XX.

En la que los comercios internacionales presentaron caídas significativas en los precios, de hasta un 70%, aumentado los índices de desempleo en algunos de los países del primer mundo; provocando una desestabilidad no solo económica, sino social; ya que las poblaciones empezaron a sumirse en el hambre, conllevando a la aparición de enfermedades, migraciones a otros países de mejores oportunidades; además de cambios de gobierno que no resultaron tan favorecedores; como en el caso de Alemania, en que hubo un cambio de política a favor del partido nazi, que dio lugar a la presidencia de Hitler; llevando a lo que hoy conocemos como la segunda guerra mundial.

Causas

Fueron varias las causas que propiciaron la recesión de 1929, que tanto afecto a los países del primer mundo; siendo debatidas aun en la actualidad por muchos especialistas en el área de economía; aun así expondremos los siguientes factores que mayor influencia tuvieron en esta crisis. Entre ellos tenemos:

  • El crecimiento artificial de la bolsa de valores de Nueva York en Wall Street; donde la bolsa fue creciendo, al aumentar el valor de las acciones, en la que los inversores propiciaron el ascenso artificial de la bolsa; sin tomar en cuenta el desarrollo comercial en la producción que influía en la economía nacional; llevando a un quiebre que evidentemente se iba a dar; ya que el desequilibrio entre ambos factores seria el catalizador de la gran depresión que vendría posteriormente.
  • Quiebre de varias cadenas bancarias; por lógica el valor ficticio dado a las acciones ofertadas en la bolsa, iba a acarrear estos resultados; pues los valores presentados por Wall Street no estaban respaldados por el capital suficiente que pudiera suplir los costos; ya que los bancos no contaban con el dinero para cubrir dichas inversiones; lo que por consiguiente causaría el quiebre de muchas de las cadenas bancarias más importantes a nivel nacional e internacional.
  • Estancamiento en las actividades de producción; los dos aspectos anteriores llevaron a varias empresas a tomar la decisión de paralizar de forma total y parcial la comercialización; por miedo a perder capital que pudieran disponer para solventar su estabilidad en el mercado; lo que en aquel momento pareció ser una buena idea, que al final supuso la quiebra para muchas de esas compañías.

  • Malas políticas de gobierno; como ocurre en la mayoría de los casos, el gobierno tiende a ser el principal responsable del descenso; debido a su mala gestión al tomar decisiones referentes a la economía de un país, al considerar solo sus interés, sin tomar en cuenta los efectos adversos que pudiera tener una mala planificación; lo que en este caso no fue diferente.
  • Superproducción y consumo; algunos coinciden en que el ascenso en los niveles de producción, provocados por la anterior crisis de 1921, fueron el punto de partida a la gran depresión; ya que tanto crecimiento y auge económico, supondría una baja de precios en varias de las industrias; pues habrían tantos productos que ofrecer, que disminuirían los precios de muchos de ellos; provocando un declive en los ingresos de muchos inversores; debido a que el mercado no absorbería todos los productos ofertados, propiciando la quiebra de varias de estas compañías.

Consecuencias

Esta depresión en el mercado mundial tuvo graves consecuencias, que permitieron su prolongamiento por tan largo periodo de tiempo. Entre estas tenemos las siguientes:

  • Aumento de las tasas de desempleo; al no disponer de capital para invertir en la producción, las empresas recurrieron a recortes en su personal de trabajo; dando paso a una sociedad desempleada que no contaba con el dinero suficiente, para cubrir sus gastos personales; trayendo enfermedades, hambre y miseria a muchas sociedades del mundo; viéndose los resultados reflejado en los valores de mortandad que presentaban algunas de las regiones más afectadas.
  • Migración a otros países de la región; a causa de la crisis muchas personas se vieron en la necesidad de salir de sus países de origen, buscando mejores oportunidades en algún otro que pudiera brindarles una economía estable. Lo que supuso para los países en recesión una baja en los índices de natalidad de la población; pues las personas le daban mayor prioridad a la estabilidad económica que pudieran tener en ese país; a aspectos tan básicos como la formación de una familia.

  • Las mayores consecuencias de la crisis, la sufrieron las personas de clase media y baja, que no contaban con los medios para solventar los problemas originados por el declive económico. Siendo los de la clase media los más tocados por la depresión, ya que pasaron de tener un poder adquisitivo relativamente estable a no tener absolutamente nada en lo que respaldarse.
  • Nacimiento de los nuevos gobiernos radicales; este problema llevo a algunos países a elegir gobiernos radicales, con la esperanza de que solucionaran los problemas que sus antecesores no pudieron; lo que difícilmente pudieron cumplir; pues estos llevaron a la segunda guerra mundial que aquejo a muchos países de Europa y Asia.

Países afectados

Una de las regiones que más se vio afectada por la crisis de 1929 fue Europa; pues esta tenía gran dependencia de estados unidos; el cual era en ese entonces la primera potencia del mundo; ofreciéndoles capital y materia prima para su financiamiento comercial; por lo que fue fácil que se vieran perjudicados; ya que al cortar la fuente, se propiciaba un efecto adverso que de alguna forma los afectaría. Entre los países del continente europeo y asiático más tocados por la crisis están: España, Francia, Italia, Austria, Japón, países bajos, reino unido y Alemania; estando asociados a EEUU por medio de los intercambios comerciales.

Solución a la crisis

La crisis tuvo como primera fuente de solución el país que lo propicio; en el que se implementaron medidas de recuperación como el llamado New Deal, propuesto por el presidente en curso Franklin Roosevelt en 1933; que dieron resultados graduales en los que se buscaba solventar los problemas de desempleo; creando nuevas leyes de seguridad social, que permitieran mejorar el sistema fiscal del país. Los resultados de esta propuesta se vieron en los años 1936, al observarse una recuperación y crecimiento de la economía.

Como podemos observar la crisis de 1929; supuso grandes pérdidas en la economía de un sinfín de países asociados al gobierno estadounidense. Sin embargo este periodo de recesión sirvió de lección para aquellas naciones que se vieron afectadas; pues les brindó todas la herramientas necesarias que les servirán de guía para prevenir futuras recesiones que pudieran prolongarse por tanto tiempo en su ciclo económico. (Ver artículo: Oferta)

Ventajas y desventajas

En la etapa de recesión se presentan ciertas desventajas que pueden perjudicar a un país o a todo un continente; del mismo modo se dan una serie de ventajas que pueden impulsar la economía de este; si se emplea adecuadamente la información obtenida. Entre estas ventajas y desventajas tenemos las siguientes:

Ventajas.

  • Una de la principales ventajas de la crisis es el impulso económico que tienen algunas empresas, luego de pasar por una etapa de recesión, en la que hubo un decrecimiento en la producción y los valores de inversión; permitiéndoles volver al mercado con mayor eficiencia que antes; al corregir todos aquellos aspectos que lograron perjudicarlos durante ese periodo determinado, en el que el miedo a perder capital, les crece en el ámbito económico.
  • La recuperación es otro de los tantos beneficios que trae la recesión; pues es el proceso en el que un país da los primeros pasos que lo llevaran a un periodo de bonanza, que promete ofrecerle ciertos beneficios; que favorecerían a toda una esa sociedad que ha estado sometida a un largo periodo de decadencia comercial; aunque para ello se deberá contar con instituciones comprometidas a impulsar nuevamente el desarrollo de dicha región.
  • Además de las compañías; los periodos de crisis forman nuevos emprendedores nacidos de un sistema fallido, en el que el más inteligente e innovador podrá sobreponerse a los problemas acarreados por el declive de la actividad productiva de esa nación; resultando una ventaja; ya que al entrar en la fase de recuperación se contara con una variedad de personas capacitadas para desempeñar cualquier rol que exija lo sociedad; pues se habrán vuelto ciudadanos ejemplares y versátiles.
  • Disminuirán los índices de desempleo; pues al reactivarse la economía productiva, se requerirá de mano de obra que pueda impulsar su crecimiento; es aquí donde profesionales y demás personas podrán tener la oportunidad de ejercer sus profesiones, ocupando todos aquellos espacios que permitirán surgir al país; ganando salarios que se amoldaran o subirán de acuerdo al crecimiento que esta vaya teniendo; ofreciéndoles una mejor calidad de vida; que los motivara a desempeñar un mejor rol en la sociedad.
  • Se impulsan las inversiones; debido a que las empresas internacionales verán una buena oportunidad; para invertir su capital en estos países que prometen muchos beneficios; que a larga podrán sobreponer todo el dinero que se haya depositado para su futuro desarrollo comercial; lo que favorece al país que lo recibe; pues podrán disponer de un mayor capital para costear los gastos que conlleva una economía estable.
  • Se desarrollan nuevas leyes y normativas que controlen el crecimiento económico que esta vaya teniendo; de tal forma que se pueda prevenir una posible recesión o crisis; que lleva al estado a una nueva fase de depresión de la que no puedan salir. Por ello es importante aprender cada lección que dan este tipo de experiencias, para que a futuro se puedan tomar mejores decisiones en lo referente a la economía nacional de determinado país de la región.

Desventajas

  • Altos índices de desempleos que llevan a la nación no pueden costear los costos de los pagos de los trabajadores; lo que lleva a la reducción de personal; en los sobrantes se ven expuestos a diferentes factores que pueden desencadenar un estado de hambre; en el que son expuestos a enfermedades que propician un aumento en la tasa de mortalidad; al no poder costear los insumos básico que les permitan tener una calidad de vida rentable.
  • Falta de confianza por parte de los inversionistas; cuando un estado es sometido a una época de crisis; en la que sus ciudadanos se ven sumidos a fase de depresión, provocada por el enlentecimiento de las actividades de producción; los líderes de las empresas internacionales restringirán la inversión de capital; debido a que no tendrán confianza en un mercada que posiblemente, les genere más perdidas que ganancias; lo que agrava aún más la situación.
  • Aumento en la tasa de precios de los productos de uso diario; para poder solventar parte de las deudas; originadas por una mala gestión política y económica, muchos países tienden a aumentar los precios de los insumos de la canasta básica; para equilibrar de alguna forma la economía; sin embargo al no tomarse medidas que traten de alguna forma impulsar la actividad productiva difícilmente se obtendrán buenos resultados; ya que se estará asfixiando a una población que no cuenta con el salario necesario para compensar los costos de los productos ofertados en el mercado.

Recesión Económica de 1973

Otra de las grandes recesiones en la historia fue la que tuvo lugar en octubre de 1973, donde varios de los países árabes exportadores de petróleo tomaron la decisión de bloquear los intercambios de crudo, a todas aquellas naciones que apoyaron a Israel en la guerra de Yom Kipur. Esta decisión hizo que los precios del petróleo a nivel mundial se dispararan por varios meses consecutivos; afectando a países del primer mundo que se beneficiaban del intercambio comercial de ese material pesado; llegando a cotizar los valores del barril por encima de la cifra estándar establecida antes del conflicto; acarreando un déficit económico que llevaron a un aumento en la inflación anual de estas regiones.

Este conflicto represento por muchos años un problema a tratar; pues muchos de los comerciantes asociados al mercado petrolero, sostenían que el crudo tenía un periodo de vida limitado; lo que para ellos justificaban los altos costos establecidos; pues mientras más escaso se volviera, mayor seria la tarifa que tendrían que pagar las naciones para poder adquirirlo; beneficiando solo a un grupo de comerciantes y perjudicando el desarrollo comercial; recordando que la mayoría de las regiones en ese entonces tenían una dependencia del petróleo, para realizar muchas de las actividades del día a día.

Lo que obligaba a algunos de los países asociados a pagar los altos costos para satisfacer las necesidades de su pueblo; lo cual conllevaba a un desequilibrio económico que condujo a muchos de ellos a la crisis; pues no todos contaban con el poder adquisitivo para cubrir los gastos; por lo que naturalmente sumaban deudas que para algunos fueron difíciles de pagar; llevando muchos años cubrirlas completamente.

Sin embargo algunas naciones esperaron que los precios bajaran, pues sabían que la demanda no iba a cubrir la oferta; siendo esto un factor con el que no contaron muchos comerciantes a la hora de restringir la exportación de crudo y aumentar los precios; pues los consumidores tienden a reaccionar a la demanda de forma gradual; es decir, que las personas que necesitaban la gasolina para suplir cierta necesidad, a lo mejor mañana no la requiera en la misma medida; ya que habrán buscado nuevas medidas con las que solventar el problema, hasta que tengan el dinero suficiente para poder costearlas. Reafirmando entonces lo que muchos economistas sostienen acerca de la oferta y la demanda; en la que establecen que esta última se hará más elástica a lo largo del tiempo

Estas medidas que son tomadas por algunos países se han vuelto cada vez más populares; pues dan una visión más amplia del mercado; en la que los gobiernos no dependerán de este recurso; sino que recurrirán a fuentes de energía alternativa que brindaran los mismos o quizás mayores beneficios de los obtenidos con el petróleo; ya que con el tiempo este se volverá más caro y dará paso a nuevas estrategias, que por el momento no son tan empleadas debido a que sus precios aun no compensan los ingresos de los consumidores.

En conclusión esta etapa en la historia nos permite analizar a mayor profundidad el mercado petrolero y su desarrollo en el tiempo; mostrándonos la importancia de los aspectos económicos que deben ser considerados en la toma de decisiones de cualquier estrategia de mercadeo; pues así como le ocurrió a los países árabes en la recesión económica de 1973, suele sucederle a muchas naciones; en la que se imponen una serie de medida restrictiva sin evaluar a profundidad los efectos adversos que esta pueda tener a futuro en la sociedad. (Ver artículo: Hiperinflación)

Resumen

La recesión económica siempre va a suponer un problema con el que tengan que lidiar las naciones; ya que esta sigue una secuencia natural del ciclo económico que no puede evitarse; pero si puede solventarse; al disminuir el impacto negativo que pueda tener en la economía del estado; al aplicar distintas normativas que se encarguen de contrarrestar los problemas más perjudiciales que tienden a afectar a las sociedades; de manera que se haga más llevadero el camino que conducirá nuevamente a la etapa de recuperación que dará lugar a la de crecimiento.

Como se puede notar la recesión ha estado presente en nuestra historia, teniendo resultados que han sido en algunos casos más dañinos para la sociedad que otros; como lo ocurrido con el quiebre de la bolsa de valores de Wall Street en Nueva York o la restricción de 1973 con la exportación del crudo a mercados internacionales; cada una ha propiciado una serie de eventos que les ha permitido a los expertos establecer parámetros con los que controlar estos efectos; llevando a algunos países del primer mundo a tomar medidas de precaución que eviten un nuevo colapso económico y social.

Sin embargo aún hay naciones que se rehúsan a implementar muchas de estas; por temor a depender de alguna organización, que pueda controlar los intercambios comerciales que conlleva la globalización del mercado internacional; considerando un desperdicio establecer acuerdos que regulen su actividad económica a nivel internacional.

En las etapas de recesión tanto los gobiernos, como las sociedades son responsables del estancamiento económico al que se ven sometidos muchos países; pues no hay nada peor que una mala gestión de gobierno, acompañada de una depresión social; ya que al sumirse en un estado en el que no se ve salida posible de recuperación económica puede provocar una fase de recesión prolongada; en la que no funcionara ninguna medida, debido a que no se contara con un respaldo social y político que la impulse.

De ahí que muchos estados tarden más años que otros en salir de la recesión en la que se han metido; por ello es importante que los gobiernos estén dispuestos a cambiar sus estrategias, poniendo su orgullo a un lado; pues de no ser así permanecerían indefinidamente en un declive económico que lo único que causa es más pobreza a la nación.

Así mismo los ciudadanos que conforman la sociedad trabajadora deben tener un cierto grado de motivación, que los ayude a convertirse en emprendedores, que puedan impulsar el desarrollo económico, cuando la situación lo amerite; pues lo que más necesita un país en recesión, es gente decida a pasar a una etapa de crecimiento donde se les ofrezca una mejor calidad de vida; que llena todas sus expectativas seres humanos.

En resumen la recesión forma parte de un ciclo del que solo los más audaces salen; pues no cualquiera aprende de la crisis; por ello es indispensable que como naciones se esté dispuesto a dar su brazo a torcer cuando lo amerite, dejando a un lado los conflictos personales que tanta pobreza traen a las sociedades; pues de nada sirve tener la mejor economía del mundo si al final del día se perjudican millones de personas en otra región.

Pero este es un pensamiento muy ingenuo ¿no creen? Ya que siempre habrá una persona que quiera ser mejor que otra, o naciones que decidan ignorar cualquier medida por el simple hecho de creerse superiores. Así que lo mejor será llevar estos problemas con la mayor competencia para prevenir daños mayores.

(Visited 610 times, 1 visits today)

Deja un comentario