Criptomonedas: qué son, características, cómo funcionan y más

Muchos son los que hablan sobre las criptomonedas y cómo éstas están cambiando al mundo financiero; Sin embargo para una gran variedad de personas les resulta difícil entender su significado y cuál es el impacto que generan. Es por ello que en este artículo trataremos de despejar todas las dudas sobre este tema.

¿Qué son?

Son monedas de cambio digital  que las personas o empresas pueden utilizar para realizar compra o pago de productos, bienes y servicios en otros países, a través del internet sin pasar por los controles empleados por los bancos principales de algún país.

El nacimiento de estas, surge de la necesidad de las compañías para poder realizar distintas transacciones financieras; sin que estas estén sujetas a los cambios generados por el banco central del país que le sea de interés; pues como es bien sabido los bancos son quienes controlan el valor de las monedas tradicionales y por lo tanto pueden devaluarlas. Lo que resulta desfavorecedor para aquellos que deseen adquirir algún bien o desarrollar un negocio.

Sin embargo muchos de los intentos por parte de estas industrias resultaron fallidos; ya que para lograr desarrollar esta moneda las empresas establecieron a un tercero en lugar del banco para llevar el control de las finanzas; y no fue hasta que este sistema se puso en práctica que se demostró su vulnerabilidad; debido a que se comprobó lo fácil que era alterar los valores y lo tarde que reaccionaba el sistema para detectarlo.

No fue hasta el 2009 que por fin se logró implementar con éxito el uso de las criptomonedas, gracias al ingenio de Satoshi Nakamoto, quien diseño un sistema de seguridad digital; por medio del cual se dificulta la posibilidad de que ocurran estafas o problemas financieros que afecten a aquellos que la utilicen; tal y como ha ocurrido en varias ocasiones cuando se presentan problemas en los bancos.

Para esto, Satoshi empleo una serie de códigos computarizados que solo podrán ser descifrados por aquellos que realicen el  intercambio; además para este nuevo formato no considero el uso de  terceros para suplantar las funciones del banco; como habían planteado los anteriores si no que todos los que manejan las criptomonedas podrán establecer cuál va a ser la dirección en la que esta se dirija.

En términos generales, se puede decir que las criptomonedas son un sistema de cambio que cuenta con un código de cifrado,   diseñado por las empresas como protección para que sus operaciones financieras no se vean afectadas por la economía de los países. (Ver artículo:Inflación )

Características

Con el pasar de los años han ido aumentando el número de personas o empresas que hacen uso de las criptomonedas en sus operaciones; debido a que estas cuentan con una serie de características que resultan beneficiosas para los usuarios. Estas son:

Se encuentran descentralizadas

Esta es la característica principal que diferencia esta moneda de las tradicionales; pues a diferencia de estas últimas las criptomonedas no son reguladas por ningún país, gobierno o banco; ya que estas trabajan solo por medio del internet por lo cual ninguno de los antes mencionados podrá controlarlo y su valor solo podrá ser establecido en base al mercado.

Bajo estas circunstancias, las empresas que deseen formar parte de este mundo financiero digital; tendrán que tomar en consideración al  mercado del que quieren formar parte para poder determinar el valor estimado que deben tener sus productos.

Presentan alta volatilidad

Debido a la falta de un solo ente que las controle, estas monedas son fácilmente alterables en su valor; ya que esta considera que todos los que forman parte de este sistema son quienes determinarán su precio; por lo cual es más susceptible a los cambios provocados por aquellos que realizan grandes movimientos de capital; lo cual puede aumentar o disminuir su coste.

Debemos señalar que el que esta característica favorezca o no a una empresa va a depender de que posición ocupe en el mercado y de cómo realice sus transacciones; ya que en el caso  de la compañía que ocasiono la alteración del valor de las criptomonedas obtendrá beneficios en sus negocios; pues lograran tener una recuperación de la inversión en poco tiempo; mientras que aquellas que estén apenas incursionando podrían presentar pérdidas al no estar preparadas para afrontar cambios tan repentinos.

Resultan fáciles de operar

El uso de esta por parte de las empresas les genera una reducción en el costo; pues no se tendrá que pagar una comisión a terceros; ya que para realizar la transacción solo se necesitara de quien realice la oferta y el demandante. Además es posible llevar a cabo las operaciones  en cualquier día, durante las 24 horas.

Esto resulta ventajoso para las industrias; debido a que no tienen que someterse a los periodos de tiempo que exigen los diferentes bancos para realizar alguna operación; o a los costos que otros medios tradicionales o digitales plantean.

Se pueden convertir en otras divisas

Ahora bien, como ya se ha dicho anteriormente; las criptomonedas se utilizan como un medio de pago que funciona solo en la web; lo cual le dificulta a las personas realizar transacciones en físico. Es por ello que para contrarrestar esta desventaja, se han establecido equivalencias de ella en las monedas tradicionales; las cuales  van a depender del país al que pertenezca esta última.(Ver artículo: Microeconomía)

Criptomonedas

Pero para poder lograr realizar estas conversiones los usuarios deberán realizar un estudio que les permita determinar cuáles son las plataformas por las que pueden efectuarse estas operaciones; puesto que al ser un sistema reciente no cuenta con una gran variedad de casas de cambios.

Son confidenciales

Al contar con un código computarizado que solo es descifrado por los que hacen el intercambio, es más fácil su empleo; puesto que las personas que las manejen podrán realizar todas sus transacciones, sin tener que comprometerse al tener que suministrar datos personales como ocurre con otros tipos de monedas.

No obstante para los expertos en esta área, el que las operaciones se puedan hacer de forma anónima genera incertidumbre; ya que ellos consideran que las criptomonedas también pueden ser utilizadas para retener el dinero o hacer negocios ilícitos.

No tienen ningún medio que las regule

Esto se refiere a que las criptomonedas no están sometidas a ninguna ley o norma; dado que no se utilizan intermediarios para que las controlen. Hay que señalar que esta cualidad genera gran interés en los inversionistas; con respecto a las monedas comúnmente utilizadas; pues estas últimas se ven influenciadas por los gobiernos o bancos a los que pertenecen. Por lo que aquellos que la empleen tendrán que tenerlo en cuenta al momento de realizar sus operaciones.

Mientras que en el caso de las criptomonedas, los usuarios no se tendrán que preocupar por cumplir con una serie de requisitos para llevar a cabo sus operaciones solamente deberán tener en cuenta cual va a ser el destinatario y la cantidad que va a ser requerida.

Las claves son personales

Gracias a la nueva forma en que se elaboró este formato de cambio por internet las personas contaran con contraseñas que les permitirá acceder a los sitios donde se encuentren sus criptomonedas; su diseño es similar al que usan las personas para entrar a sus cuentas bancarias en la web, con la diferencia de que las únicas que tendrán el conocimiento de estas claves serán los usuarios; ya que no habrá un tercero al que acudir.

A causa de esto las empresas deberán asegurarse de tener siempre presente cuales son estas claves; puesto que de lo contrario les será imposible realizar sus transacciones teniendo como consecuencia la perdida de estas.

Sirven para la compra y venta

Su estructura les permite a los usuarios realizar cualquier tipo de compra o por el contrario efectuar la venta de algún producto, bien o servicio a través de la web, de manera rápida y fácil; además estas operaciones no están restringidas por ningún horario lo que resulta favorecedor para aquellos que deseen realizarlas en países que presenten que se encuentren en distintas zonas horarias.

Debemos hacer notar que el uso de las criptomonedas aún está en proceso; ya que todavía hay lugares donde estas no son aceptadas; por lo que será fundamental realizar un estudio del mercado antes de ejecutar alguna oferta o demanda.

Son seguras

Otro aspecto de estas monedas digitales es que cuentan con un sistema de seguridad conformado por una serie de códigos encriptados que contienen algoritmos matemáticos que resultan muy difíciles de traspasar, más no imposible; ya que han habido algunos pocos casos en los que los hackers lo han hecho. Pero estos acontecimientos son poco frecuentes; puesto que con el paso del tiempo se han ido haciendo mejoras en estos sistemas.(Ver artículo: Macroeconomía)

Futuro de las Criptomonedas

Si bien es cierto que la popularidad del uso de estas monedas virtuales ha ido en aumento en comparación con sus inicios, en el que solo se contaba con un solo tipo y que en la actualidad ya van más de 2.000 modelos de criptomonedas; todavía no se puede determinar cuál va ser el rumbo de estas en los años venideros; puesto que las formas en que se maneja este sistema es muy cambiante.

Tal como se ha podido observar, en años anteriores estas monedas han presentado variaciones extremas en sus valores; un ejemplo de ello es el bitcoin que es la primera criptomoneda en tener éxito; pues esta en el 2017 había logrado alcanzar tener un valor superior a los 18.000 dólares; no obstante para el siguiente año presento una caída llegando a costar solo 6.500 dólares.

Esa variación en el valor genera incertidumbre para las personas que están incursionando en esta plataforma; pues se han presentado casos en los que los usuarios en vez de ganar han perdido su dinero. Por esta razón algunos de los expertos en el campo de las finanzas consideran que esta no debería emplearse.

También hay que tener en cuenta la forma en que está avanzando el uso de la tecnología; ya que puede que en el futuro los bancos logren operar de una forma similar a este sistema de pago lo que podría provocar un descenso en su uso; todo esto va a depender de muchos factores que aún son inciertos.

¿Cómo funcionan?

En cuanto a cómo es su funcionalidad; primero hay que saber que las criptomonedas están protegidas por una cadena de bloques computarizada llamada blockchain; esta  es donde se almacenan las operaciones realizadas. Esta cadena tiene un funcionamiento similar a los libros contables de los bancos; con la diferencia de que en la primera los usuarios quedan en el anonimato y que todos pueden observar las distintas operaciones efectuadas.

Además cada una de estas se encuentran respaldadas por unas claves codificadas, que evitan que se pueda utilizar la misma criptomoneda en diferentes operaciones. Otro aspecto de ellas es que les permite a los usuarios realizar compras y ventas de productos, bienes y servicios; sin tener que pasar por los controles empleados por intermediarios como ocurre con los otros tipos de monedas.(Ver artículo: Divisa)

Cabe destacar que estas solo pueden ser utilizadas por internet; ya que no tiene ningún billete físico para que puedan ser usadas en otros tipos de operaciones. Sin embargo esto no representa realmente un problema; puesto que estas monedas se pueden convertir en otras que le sean de interés para los usuarios. Solo tienen que asegurarse de saber cuáles son los sitios donde se pueden efectuar las conversiones entre monedas.

Valor real

Establecer un valor para las criptomonedas es en cierta medida difícil; pues estas presentan distintas variaciones; es decir que el que hoy una de estas monedas pueda costar miles de dólares mañana solo podrían costar solo cientos de dólares. Esto se debe a la falta de un sistema de regulación; ya que no hay quien las controle, lo que las vuelve más susceptibles a ser afectadas por los cambios drásticos que suponen las grandes inversiones.

También se tendrá que considerar la forma en la que se realicen los pagos; ya que si la compra-venta es realizada entre las dos partes involucradas,por lo que estos podrán llegar a un acuerdo sobre cuál va hacer su valor; mientras que si estas operaciones son efectuadas a través de una plataforma digital; se deberá tener en cuenta las distintas transacciones para poder definir un precio.

Vale la pena decir que en la actualidad existen una gran variedad de criptomonedas cada una con un precio distinto; lo que dificulta el poder definir un valor único; pues algunas de estas presentan costos elevados en comparación a otras; como por ejemplo el bitcoin que resulta ser la más cara; debido a que la demanda que genera es mayor a la cantidad de bitcoin que oferta; en cambio en las demás ocurre el caso contrario.

Lo cierto es que muchos de los especialistas en esta área creen que si estas monedas llegan a tener valores que no presenten tanta fluctuación, podrían ayudar mucho a mejorar las economías de los países que presentan tasas de inflación muy elevadas como ocurre en el caso de Venezuela y Argentina en donde la pérdida del valor del dinero es cada vez mayor; como consecuencia de la mala administración por parte de los entes reguladores.

Dólar vs bitCoin

Antes de realizar una comparación entre estas dos; primero debemos de saber que el bitcoin es una moneda que se maneja solo en la web empleando una serie de códigos computarizados que les permiten a las personas realizar distintas transacciones de manera anónima; además cuenta con un tecnología por medio de la cual se guardan todas las operaciones y que de esta manera la gente pueda constatar su veracidad; mientras que en el caso del dólar ocurre lo contrario; ya que este es un medio de cambio controlado por el banco central del país al que pertenece.

A pesar de que estas monedas  tienen el mismo propósito; el cual es de servir como una forma de pago su estructura es diferente; pues como se había dicho anteriormente cada una de estas presenta una forma diferente de control; en el caso del dólar es el banco quien establece la forma en que se utilizaban y también el que maneja el registro de las operaciones hechas; por el contrario las bitcoins al no tener un ente que las regule representa una mayor independencia en sus transacciones.

Por otro lado el dólar tiene una mayor ventaja sobre el bitcoin con respecto a su aceptación por parte de la población; pues el primero resulta ser más fácil de conseguir; ya que además de circular por los medios digitales también se puede conseguir en físico. Lo que resulta beneficioso para aquellas personas que no dominan el uso de la tecnología, tienen problemas para acceder a los medios digitales o que preferencias los métodos tradicionales.

Así pues para muchos el dólar representa un símbolo de estabilidad financiera si se le compara con el bitcoin; ya que este último resulta ser más volátil que el primero en cuanto a su valor. Por lo que el riego será mayor a la hora de realizar una inversión; puesto que las probabilidades de que estas se pierdan son más elevadas y no muchos están dispuestos a cargar con las consecuencias que esto acarrearía.

Aunque el que sea ventajoso o no va a depender del punto de vista de las personas; ya que algunos consideran que estos aspectos del dólar son limitantes; pues si las personas en el mundo decidieran realizar sus transacciones al mismo tiempo con esta moneda les sería imposible; ya que no existe la cantidad de dólares suficiente que compensen la demanda; debido a que el diseño de estos sistemas funcionan con reservas fraccionadas.

Cuando hablamos de reservas fraccionadas nos referimos a que la cantidad de dinero emitido en este caso por los bancos es menor al número de usuarios que los manejan. Esto puede tener graves consecuencias para los inversores; puesto que si el ente que distribuye el dinero no cuenta con el capital requerido por las personas, podría llegar a declararse en bancarrota generando pérdidas de dinero para quienes utilizaban este medio ya que no podrían acceder a él.

Justamente por esto es que los usuarios prefieren al bitcoin; pues para su empleo solo se necesitan a las dos partes que van a realizar el intercambio lo que favorece principalmente a las personas que no pueden acceder a los dólares debido a las normas que establecen los países para su adquisición; también cuenta con un sistema de registro más transparente que el del dólar ya que todos pueden saber cuáles son todas las operaciones que se han hecho.(Ver artículo: Oferta)

Resumen

Las criptomonedas son un medio de pago digital diseñado con un sistema de códigos que solo pueden ser descifrados por las partes involucradas. Estas además cuentan con un sistema de seguridad llamado blockchain por medio del cual los usuarios pueden observar todas las transacciones realizadas. Además cuentan con un formato que les permite a las personas realizar la compra y venta de bienes en cualquier parte del mundo que cuente con este sistema.

De igual modo su empleo resulta ser fácil y rápido; pues los usuarios podrán efectuar sus operaciones las 24 horas de cualquier día; lo que resulta ventajoso si se compara con las realizadas por medio de los bancos que solo puede ser ejecutar los días hábiles. Asimismo estas no cuentan con normas o leyes que las regulen como ocurre en el caso de las monedas tradicionales; gracias a que las criptomonedas están elaboradas para que operen sin tener que ser controladas.

Los beneficios que estas monedas puedan tener con respecto a las demás van a depender de la mentalidad de la gente; pues existen quienes prefieren los métodos tradicionales sobre los digitales; ya que para ellos estos resultan más confiables debido a que tienen la creencia de que estos son más seguros al contar con billetes en físico; mientras que para otros los monedas virtuales les suponen una mayor rentabilidad al no estar influenciadas por ningún gobierno.

Un reflejo de esto se puede observar al comparar el dólar con el bitcoin; que aunque se emplean para lo mismo tienen diferentes grados de aceptación; puesto que lo que para unos representa una ventaja del dólar sobre el bitcoin para otros es una desventaja. Lo mismo ocurre en el caso contrario. Por lo que solo aquellos que se vean afectados por las inversiones realizadas decidirán cuál sistema les favorece más

Dado que en la actualidad existe una gran variedad de criptomonedas resulta difícil el poder determinar su precio; pues estas dependerán de cuánta sea su demanda; ya que si esta es mayor que la oferta tendrán un valor más elevado; así como ocurre con el bitcoin.

(Visited 91 times, 1 visits today)

Deja un comentario