¿Qué comen las lagartijas? Adultas y bebés

¿Te regalaron una lagartija para tu cumple no sabes cómo alimentarla? Pues te contamos qué tienes en tus manos a uno de los reptiles que más abundan en la naturaleza y del cual existen tantas variedades que superan los 3800 tipos. Aquí te vamos a decir qué comen las lagartijas, adultas y bebés.

Qué comen las lagartijas

Las lagartijas en su entorno

Son muchas las especies de lagartijas que habitan en el mundo, cuyas características varían de acuerdo con su tipología y el entorno donde se desarrollan. Su tamaño varía de los 10 a los  25 centímetros y habitan por lo general en ambientes calurosos y pueden llegar a vivir hasta 10 años.

La más conocida de todas las lagartijas es la Podarcis Muralis o Lagartija Roquera, la cual se diferencia de sus pares por ser de color grisáceo con manchas opacas entre gris, marrón y verde. Su cola es más larga que su torso, lo que la hace muy llamativa.

Si quieres que tu mascota reptil tenga una buena vida, entonces debes saber qué comen las lagartijas de casa,  cuáles son los alimentos que suele consumir, ya sea en la naturaleza donde comúnmente habitan, o en cautiverio.

Alimentación en su ambiente natural

La alimentación de las lagartijas puede variar según su especie, pero su dieta principal se centra en la ingesta de pequeños insectos, como cucarachas, orugas, grillos y moscas. Mientras más grande sea el lagarto, más grande serán los animales que consuma, aunque puede ingerir otros alimentos como algunos tipos de vegetales.

Qué comen las lagartijas

Insectos

Existen gran variedad de insectos en todo el mundo, de acuerdo con las características del ecosistema donde habitan, lo que permite que las lagartijas cuenten con su principal alimento sin mayores contratiempos más que el de la caza.

Según su tamaño, las lagartijas son capaces de consumir todos los insectos que puedan cazar. Animalitos que para nosotros resultan inofensivos pueden resultar muy dañinos para estos lagartos, como es el caso de las luciérnagas.

Hormigas y termitas

Debido a que las termitas y las hormigas se encuentran en abundancia dentro de la naturaleza, se convierten en el principal alimento de las lagartijas. Estos son insectos que pueden cazarse fácilmente y así la lagartija queda menos expuesta ante sus depredadores naturales, como es el caso de gatos y aves, de acuerdo con el hábitat del animal.

¿Cómo deben alimentarse las lagartijas?

Ya sabes lo qué comen las lagartijas comunes en su ambiente natural, por lo que al momento de tenerlas como mascotas debes garantizarle una alimentación similar. Recuerda que las lagartijas son depredadores que necesitan cazar a sus presas para poder alimentarse.

Un elemento a tomar en cuenta es que la comida del pequeño lagarto debe estar viva, es decir, darle a la lagartija los insectos vivos para que ella los atrape y se los coma. Por suerte, podemos encontrar estos pequeños animalitos en el parque, en nuestro jardín e incluso dentro de nuestra casa o departamento. Pero si no quieres cazar insectos, entonces deja que el reptil recorra los rincones de tu hogar y busque su propio alimento.

Alimento para rectiles

Recuerda también que las lagartijas sólo comen animales vivos, nunca muertos, por lo que siempre debes tener a la mano una porción de insectos que puedas ofrecerle para alimentarla. Este método permite que el lagarto se mantenga activo y con un peso óptimo.

Para saber si tu lagartija tiene problemas de obesidad sólo debes observar su abdomen y si lo notas hinchado y que roza el piso cuando camina, debes cambiar la forma de alimentarlo y reducir sus raciones diarias, que deben ser acordes con el tamaño del animal.

Debemos garantizar que nuestra lagartija tenga la oportunidad de cazar sus presas y así preservar su instinto. Un dato curioso es que prefieren los insectos voladores, así que démosle libertad para cazar.

Tipos de lagartijas

Como dijimos al principio, son más de 3800 las especies de lagartijas que existen alrededor del mundo. Por eso una información prioritaria para determinar el tipo de alimentación de nuestro reptil es conocer su especie. Aquí te mencionamos algunas.

Lagartija Ibérica

Su cuerpo mide entre 4 y 6 cm, dependiendo si son machos o hembras; mientras que su cola alcanza una longitud de hasta 10cm. Su cabeza es algo aplanada y en forma rectangular. El color de su piel varía de acuerdo con su hábitat; poseen un largo cuello y mucha flexibilidad corporal. Suele vivir en zonas rocosas, donde pueden asolearse sin problemas y cazar pequeñas arañas e insectos para alimentarse.

Lagartija Ágil

Sus colores varían desde el verde hasta el gris; características manchas de un verde más claro, que cubren su cuerpo ágil y fuerte. Vive en diferentes zonas de Europa y Asia, cuyo territorio es arenoso y son zonas despobladas dentro de las áreas boscosas; esto porque durante el invierno se esconde bajo la tierra para hibernar. Al igual que sus pares en otras latitudes, su alimentación se centra en insectos, arañas y hormigas.

Lagartija Batueca

Esta lagartija llega a medir 12 cm, de los cuales 6 cm son de la cola. El color de su piel oscila entre los marrones, grises y verdes. Se alimenta de insectos y, a diferencia de otras lagartijas, puede comer restos de animales muertos.

Lagartija Cenicienta

Este pequeño animal, de apenas 5 cm, vive entre la maleza y las piedras, pues es un animal silvestre. Su piel llena de escamas es grisácea y posee unas manchas de color verde y amarillo intensos. Su cabeza es puntiaguda y aplanada. Comen insectos, restos de animales muertos en incluso musgo, que sustraen de las rocas.

Lagartija Colirroja

Su característica principal es una larga cola de color rojo y unas líneas blancas que cubren parte de su cuerpo marrón. De cabeza redondeada y ojos saltones, estos pequeños reptiles son originarios de la península Ibérica y de algunas zonas del territorio africano, donde la vegetación es escasa, por lo que suele comer insectos propios de su hábitat. Llegan a medir hasta 25 centímetros.

Lagartija Nocturna

Esta lagartija parece más una serpiente que un lagarto, debido a la forma de su cabeza y a los colores de su áspera  piel, negro con amarillo. Habita en varia regiones de México y Panamá. Llega a medir 13 centímetros en su vida adulta.

La hembra de esta especie tiene una característica particular, la partenogénesis, que consiste en la posibilidad de tener crías sin ser fecundadas por el macho, por lo que garantizan la permanencia en el tiempo de esta especie.

¿Qué comen las lagartijas según sus características?

A continuación describiremos qué suelen comer las pequeñas lagartijas, según las características que poseen, su entorno, etc.

Lagartijas pequeñas de tierra

Estos reptiles cuentan con la facilidad de que su alimento siempre se encuentra en su hábitat, sólo tienen que cazarlo. En el caso de las lagartijas de tierra la dieta incluye insectos y animalitos pequeños propios de la zona, como grillos, gusanos moscas, termitas y hormigas.

Lagartijas chilenas

Se alimenta principalmente de insectos, aunque también puede consumir algunos tipos de vegetales, pues son omnívoras.

Lagartija Ibérica

Lagartijas adultas

Insectos, vegetales y plantas conforman la dieta de las lagartijas adultas, de acuerdo con el lugar que habitan. El alimento preferido por todas, y el más fácil de obtener, son las hormigas y las termitas; aunque sienten debilidad por los insectos voladores que despiertan su instinto de cazadores.

Lagartijas bebés

No existen mayores diferencias entre la alimentación de una lagartija adulta a la de una bebé, lo que sí varía es en las porciones y el tamaño de las presas que suelen cazar. Esto debe tomarse muy en cuenta a la hora de alimentarlas en cautiverio, ya que podría tener dificultad al tragar y digerir la comida.

Las frutas y verduras son muy dañinas para estos tipos de reptiles, por los que debemos eliminarlas totalmente de la dieta de nuestra mascota. Aunque alguna variedad de lagartijas puede comer vegetales, debemos observar antes de incluir en su dieta alimentos que no sean insectos.

En el caso de las lagartijas bebés, debemos suministrarles insectos pequeños o troceados para facilitar su ingesta y digestión. Aunque su tamaño indique lo contrario, estos animales son excelentes cazadores, por lo que requieren libertad para desarrollar su instinto. Esto lo debemos tener muy en cuenta si queremos tener una lagartija como mascota.

¿Qué cuidados necesita una lagartija?

Si decidiste tener una lagartija como mascota tienes que garantizar los cuidados necesarios para que se mantenga en óptimas condiciones de salud. Debes recordar siempre que estas son animales muy pequeños y delicados que, de no contar con la atención que requiere, podría morir en pocos días.

Es preferible que adoptes a tu lagartija en un centro especializado, ya que si la sacas abruptamente de su hábitat natural, puede no adaptarse a los cambios y presentar problemas de salud.

Si gustas, construye un terrario para tu mascota, que sea lo bastante amplio para que esta tenga movilidad y espacio suficiente donde desplazarse. Puedes utilizar una pecera y adecuarla con tierra, agua, algo de vegetación y piedras, para simular su hábitat natural.

También puedes ubicar un espacio en las áreas verdes de tu vivienda, de tal forma que el pequeño reptil pueda ser más independiente y cazar su propio alimento. En este caso debes brindarle mayor protección y que queda más expuesto al ataque de cualquier animal.

Estas amigas pequeñas y escamosas provienen en su mayoría de zonas tropicales y/o de bosques templados. Por ser animales de sangre fría necesitan exponerse diariamente al sol, que es fundamental para su supervivencia. Es obligatorio garantizar a estos reptiles un espacio soleado.

Las lagartijas y sus características

Existe un sinnúmero de variedades de reptiles, pero las lagartijas poseen características únicas que las diferencian de otros tipos de lagartos. Estas son algunas:

  • Emiten sonidos muy pequeños que sirven para relacionarse con otras lagartijas.
  • Son animales nocturnos, razón por la cual poseen ojos muy grandes en relación con su tamaño, con pupilas orientadas verticalmente y con capacidad de abertura bastante amplia.
  • Sus patas poseen unas especies de “almohadillas” que les sirven para adherirse a todas las superficies, indistintamente de su inclinación u orientación.
  • Nacen tras la eclosión de huevos, luego de ser incubados por 60 días aproximadamente.
  • Su apareamiento y reproducción ocurre varias veces al año y ponen entre tres y ocho huevos.
  • Para huir de sus depredadores, como las aves, las lagartijas han desarrollado varias estrategias para protegerse, como los camuflajes que les permiten mimetizarse con su entorno y ser imperceptibles a la mirada de sus cazadores.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 769 times, 3 visits today)
Categorías Reptiles

Deja un comentario