Economía de los Aztecas: historia, características, organización, y más

Te invitamos a que conozcas a través de este artículo todo sobre cómo era la Economía de los Aztecas, este pueblo precolombino que logró alcanzar una alta cumbre entre las civilizaciones de América, así que sigue leyendo ya que no te arrepentirás de esta amena información.

Historia de la economía de los aztecas

El famoso Valle de México fue la cuna de la civilización azteca, durante su crecimiento se llegó a tener millón y medio de habitantes en el año 1519, y desde ese momento tomaron el impulso de conquistar otras zonas y establecer una ruta de comercio con otros pueblos de sus alrededores.

Los que más se cultivaban en sus tierras eran el cacao, la vainilla, algodón, caucho, miel, tenían un gran apego al comercio de plumas, metales y sobre todo de piedras preciosas.

En todas las ciudades de este imperio sobre todo en Tenochtitlán, existían mercados en donde se podían comercializar muchas cosas ya que habían una gran cantidad de personas, no tenían conocimiento ni uso de la moneda y su actividades comerciales se hacían a través del trueque.

Una de las formas de hacer más fáciles los cambios de mercancía, era completar el resto a través de la entrega de semillas de cacao para completar la diferencia.

Otras de sus actividades para hacer el comercio estable era el pago de impuestos. Estos se hacían dependiendo del tipo de producto que se necesitara para tener un abastecimiento en el imperio, así que se podía pagar una vez al año, o hasta cuatro veces por año.

Economía de los aztecas-2

Los Calpixques eran los funcionarios del imperio que se colocaban en cada provincia o pueblo y que con la ayuda de los escribas debían hacer el registro, recaudación y el trasporte de los tributos recolectados.

Estos eran muy variados no solo en mercancías sino en cantidades, podían recaudar desde tejidos realizados con algodón o de Ixtle (Una fibra que era sacada del cactus del Agave), cereales, cacao, oro y las plumas de los papagayos.

Para la contabilidad contaban con el guachtli, que no era una moneda sino más bien la forma en multiplicar las cargas por 20 unidades y esto establecía los patrones de referencia, una buena carga de tributos era aquella que permitía a una persona poder vivir durante un año.

También te puede interesar conocer información sobre la Economia de los Incas. Te invitamos a que veas este vídeo de la Economía de los aztecas, en donde podrás encontrar  mas información de interés sobre esta civilización.

Características

Se caracterizó por ser una economía en la que no existían las monedas y las transacciones se hacían a través del trueque. El crecimiento de este imperio les dio el impulso de conquistar otras regiones y de ampliar las transacciones de comercio a otras poblaciones.

Enviaban grandes caravanas y hacían grandes mercados en las ciudades, pero debían ser controlados por los Pochtecas, la clase social de los mercaderes, y sus actividades primordiales eran la agricultura y el comercio:

La agricultura era una de sus mayores actividades y estaba muy desarrollada ya que usaban las técnicas de las Chinampas o balsas, estas eran una especie de isla que flotaban en el agua de los lagos mexicanos, elaboradas con cañas, ramas y barro.

Con esta técnica los aztecas lograron obtener más espacio en el lago para hacer que sus cultivos tuvieran un mayor rendimiento y así evitaban que los suelos de tierra firme no se agotaran más rápido.

Su alimento fundamental fue el maíz el cual lo podían cosechar y almacenar para tener reservas de alimentos para los tiempos de escasez por las lluvias, pero también lograron cultivar, frijoles, calabazas, ají, algodón, cacao y tomate.

También usaban el maguey una planta de la cual podían obtener fibras con las que podían realizar vestimentas y además sacaban miel para usarla como endulzante y preparar el pulque, una bebida tradicional, también lograban obtener de los lagos pescado y de sus zonas aledañas aves para consumirlas.

También lograron obtener sal de los lagos salinos para sazonar sus comidas. Otras cosas que podían obtener eran piedras de buena calidad de las canteras de la zona para poder fabricar sus armas y herramientas que debían usar en sus casas, entre ellas navajas de afeitar y también sabían hacer espejos con la roca volcánica de obsidiana.

En cuanto al comercio miles de productos llegaban a la ciudad de Tecnochtitlán y esta ciudad ya había crecido bastante así que debieron hacer comercio con las otras poblaciones.

Estos productos eran contabilizados y almacenados y posteriormente en tiempos de escasez por lluvias comenzaban a ser repartidos, también podían cambiarlos por otras cosas para financiar la construcción de nuevos edificios. Otra economía de la que te puedes interesar es la Economía de Mesopotamia.

Organización Económica

Economía de los aztecas-4

En un comienzo la ciudad de Tecnochtitlán era capaz de mantenerse por sí misma con la agricultura, pero en la medida en que creció esta economía debía diversificarse, y lo hicieron a través de las redes de comercio de intercambio en todo el imperio. Para ello hicieron las islas flotantes de forma rectangular y domesticaron las aguas del lago Texcoco.

Otras técnicas que lograron usar fueron la irrigación a través de ductos y usaron los abonos naturales de los animales y los vegetales, así su economía agrícola avanzo mucho más en toda Mesoamérica.

La religión no podía quedar fuera de sus actividades económicas su dios del maíz Centeotl, de la lluvia Tlaloc y Huitzilopochtli, deben hacer sacrificios con sangre humana para que el dios sol pudiera dar su luz todos los días e hiciera crecer los cultivos, y por eso hacían ceremonias y rituales para asegurarse que las mismas serían muy fértiles.

Con el tiempo la economía de los aztecas dependía cada vez más de las actividades comerciales de los mercados a los cuales llamaban Tianquiztli.

En estos mercados se hacían negocios con toda clase de productos a través del trueque o intercambio, llegaron a extenderse por toda la región, y eran ubicados estratégicamente cerca de los templos principales de las ciudades, en algunos casos se hacían intercambios de joyas y esclavos como el que se formaba en la ciudad de Tlatelolco.

Aparte de las semillas de cacao y las plumas para finiquitar los intercambios de mercancía y dar diferencia, también se usaba el quachtli, una especie de algodón que era colocado en forma de rectángulos, y si era tejido tenía más valor, y las tajaderas una especie de moneda de cobre con las cuales intercambiaban el cacao.

En ocasiones vendían a sus propios hijos como esclavos para que fuesen ofrecidos como sacrificio a los dioses. Los mercaderes eran los que hacían recorridos de larga distancia con la mercancía en las espaldas para ir a otras ciudades y hacer intercambio por productos que no tenían en las suyas.

También debían hacer la recolección de los tributos en aquellas regiones que hubiesen conquistado en sus guerras y así el imperio seguiría manteniéndose. Una nueva sugerencia para conocer, pues la Economía de los Mayas.

La ciudad de Tenochtitlán

Esta ciudad de Tenochtitlán fue construida sobre varias extensiones artificiales de la isla, para ello rellenaron parte del lago con Carrizo y Tierra y crearon un nuevo terreno para hacer la construcción de la ciudad, fue muy estratégica y tenía mucha protección ya que solo contaba con tres calles o avenidas que las terminaron con roca volcánica sobre tierra y piedras.

Fue una ciudad autosuficiente ya que contaba con todos los productos agrícolas para garantizar la subsistencia de los cultivos en ese lago a través de pequeñas islas flotantes.

Para su desplazamiento en los canales usaban canoas y también hicieron un dique de unos 15 kilómetros para que la ciudad no se inundara. Las aguas dulces provenían del lago Xochimilco y de los bosques de Chapultepec, y la llevaban a la ciudad a través de acueductos.

¿Cómo era la Economía de los aztecas?

La economía de los aztecas era la agricultura en su mayor base, adicionada con las redes comerciales de intercambio o trueque que se establecieron por todo el imperio. Pero a través de la tierra era que podían obtener una gran variedad de frutas y hortalizas, que eran necesarias para la alimentación el pueblo que cada vez estaba en constante aumento.

Su economía en base a la agricultura se consideró por los historiadores como una de las más avanzadas de la América prehispánica, y estuvo a la par del sistema económico de los incas en Suramérica.

Con su técnica de chinampas lograron ganar terreno para realizar sus cultivos dentro del lago y así no agotar la tierra, este sistema medía unos dos metros de altura sobre el agua, y su tamaño era tan grande que podían realizar cuatro cultivos al año.

Lograban realizar el cambio de la tierra de la chinampa y con ello hacían una nueva fertilización con el propio limo que salía de los fondos de las cabales del lago, con ello no dejaban la tierra en barbecho.

Es decir dejarla sin sembrar por varios años para que esta descansara y no se erosionara y tuviera nuevamente nutrientes para una nueva siembra. En la actualidad en la ciudad de Xochimilco se sigue usando la técnica de chinampas.

Su sistema de economía basado en sistemas sencillos como el trueque, tuvo bastante eficiencia a través de los años, se mantuvieron estables y se asegura el bienestar de la población del imperio.

No se tiene conocimiento de que en este imperio existiesen problemas de levantamientos o conflictos sociales, los cuales eran muy frecuentes en Europa, cuando hay escasez de alimentos.

Aspecto social de la Economía de los Aztecas

Para poder llevar una administración de este gran imperio se basaron en un sistema fuerte de poder personal que comenzaba con la nobleza, el principal era su soberano llamado Huey Tlatoani (gran orador y jefe de los hombres) tenían grandes poderes sobre los militares y sobre toda la población civil y religiosa.

Presidia el consejo supremo o tlatocán, en donde se reunían los jefes de las otras ciudades. Este consejo era el que tomaba todas las decisiones políticas, militares, administrativas y comerciales, y a la muerte del Huey Tlatoani este consejo era quien elegía a su sucesor.

La expansión del imperio comenzó a afectar la organización social, ya que la nobleza comenzaba a tener más tierras y la gente del pueblo seguía trabajando como mano de obra para seguir sembrando, elaborando artesanías y pagar los tributos.

Su unidad social básica se llamaban Calpulli, y eran las familias de macehualtin con antepasados comunes que llegaban a compartir el territorio asignado como una parcela comunal.

El Calpullec era el líder del grupo y este era elegido por el resto de las personas con el visto bueno del soberano, este debía registrar todas las tierras de la comunidad y llevar un control total de todo lo cultivado.

En esta parte de la economía también formaban parte los  personas que debían dinero o delincuentes los cuales trabajaban para un amo o señor sin recibir ninguna paga, eran una especie de esclavos, pero una vez que finalizaba el pago de su deuda quedaban en libertad, pero había casos en que eran dados para los sacrificios de los dioses.

El resto de las clases sociales estaban conformadas por los Tlatoani u oradores los cuales estaban en cada una de las ciudades gobernadas y su poder era amplio, pero estaba sujeto a la autoridad del Huey Tlatoani.

Los Tecuhtli o señores el cual se otorgaban a aquellas personas que tenían acciones sobresalientes y se les daba tierras y esclavos, las tierras debían administrarlas y su lealtad debía ser con su Tlatoani.

Le seguían los Pilli o hijos de tecuhtli, tenían tierras del Tecuhtli y eran una especie de embajador, administrador y recaudador de los tributos, para tener este cargo tenía que haber nacido en la nobleza.

Los Noble Aguila o recién llegados a la nobleza, personas que iban ascendiendo para llegar a ella, estos no pagaban tributos y por ultimo estaban los Telpochtli o estudiantes que estaban entrenado en el mundo de los militares o guerreros del imperio.

Tipo de economía que funcionaba

Era una economía agrícola, y para asegurar la tenencia de las tierras debían entrar en guerra y conquistarlas, para así conseguir los nuevos tributos que hacia más grande al imperio.

También era una economía de alianzas ya que lograban convencer a otros pueblos de unirse a Tenochtitlán antes de enfrentarse a un enemigo muy superior a ellos y entra en una guerra que sabían que no ganarían.

Todos los tributos que llegaban a la ciudad eran muy apreciados, ya que consistían en alimentos, telas, tejido, joyas y esclavos destinados para el sacrificio humano.

Todas las riquezas acumuladas hicieron de esta ciudad azteca una gran ciudad, pero la gran cantidad de impuestos que debían pagar comenzaron a generar odio hacia los gobernantes, por eso cuando llegaron los españoles muchos de ellos se unieron a su causa con tal de salir del imperio azteca.

¿Cuál era la base de la economía de los aztecas?

La base de su economía era la agricultura y el comercio de los bienes obtenidos con otras ciudades. En la ganadería no eran muy buenos más bien eran muy pobres, pero poseían buena pesca en el lago, además de obtener la sal y las aves acuáticas. Además usaban el basalto para construir otros bienes que les daban recursos económicos.

Resumen

La economía de los aztecas fue un factor importante para el desarrollo de la sociedad, siendo una organización de mucha eficiencia que procuraba darle bienestar a su población dentro de su vasto territorio. Su organización económica logro desarrollar un amplio sistema de comercio el cual era organizado y muy bien controlado dentro de los mercados.

Su economía estaba basada en tres puntos fundamentales: los productos agrícolas, el comercio con otras ciudades y la recaudación de los tributos a las ciudades conquistadas y a la misma población.

De las tres el comercio era el más destacado y controlado ya que a través del mismo se podían obtener los bienes que no producía el territorio, para ser almacenados y tener las reservas para la época de sequía o la época de guerra.

Se tiene conocimiento que su alimentación era muy variada ya que podían comer carnes, pescados, pavo, conejo y aves como proteínas, y en los vegetales contaban con una gran variedad también.

Entre sus vegetales favoritos estaban los tomates, maíz, y hasta ají picante, además de la sal para sazonar, y de ellos todavía queda la tradición del pan de maíz, las bebidas de maíz y los pasteles, que en esa época ya eran comercializados.

Y a diferencia de otras civilizaciones contemporáneas a ella empezaron a usar una especie de moneda. Las semillas de cacao eran las monedas preferidas de los aztecas, seguidos por los paños de algodón o Quachtli.

Este era muy valorado ya que en el Valle de México por la altitud la siembra de algodón no se daba con facilidad, y por eso se comercializaba en las regiones más tropicales del imperio.

La forma de sacra la cuenta entre los productos y las “monedas” era la siguiente un conejo costaba 30 granos de cacao, un huevo eran tres granos y un paño de Quachtli estaba entre los 65 y 300 granos de cacao, dependiendo de la belleza del paño.

Technotitlán fue la principal ciudad del imperio y esta era autosustentable, sobre todo cuando lograron ganar terreno al construir las chinampas para realizar cultivos encima del lago, este sistema basado en cañas cruzadas y amarradas que luego se rellenaban con tierra era muy efectivo.

Para ello solo tomaban el limo del lago para usarlo como fertilizante y de esta manera podían sembrar durante todo el año y sin agotar el recurso de la tierra, la cual debía dejarse de sembrar por un año o más para que se recupera de las ultimas siembras, por lo que el terreno se conocía como barbecho.

Los jardines flotantes de chinampas eran el eje de firmeza del sistema agrario de los aztecas y aun hoy día se usan en muchos lagos en México. Entre este sistema y las granjas lograban obtener cosechas de porotos, aguacates, tabaco, pimientos, calabazas, cáñamo y el maíz que era su base primordial de alimentación.

La cantidad de comida que lograban producir era suficiente para atender las necesidades de toda la población, y de allí su expansión a otras ciudades que fueron de gran importancia para la civilización azteca.

En los mercados que ellos desarrollaban no solamente lograban comercializar cultivos sino también otros bienes y hasta servicios, como el algodón, los tejidos, las piedras preciosas, coral, perlas y sobre todo plumas que eran muy cotizadas.

Otros productos que se podían encontrar eran productos ya terminados realizados en madera, joyas y medicinas de plantas naturales que eran buscadas por los curanderos, ropas, cuchillos elaborados con obsidiana, platos, vasijas, sandalias, canastas y jarrones.

Cuando la población llego a aumentar la ciudad de Technotitlán comenzó a depender económicamente cada vez mas de las regiones a su alrededor.  Los agricultores comenzaban a trabajar desde la mañana hasta la tarde por lo que la siembra de cultivos siempre era constante.

Cada Capulli o jefe de clan o familia se dedicaba a una profesión u oficio y por esto se iban al mercado a vender sus mercancías, este mercado estaba ubicado al lado del templo principal.

Así que la ciudad comenzó a ser el principal centro urbano de todo el imperio, con una gran población y visitantes que iban y venían constantemente, comenzado a formarse una nueva clase social y económica la de los mercaderes.

Estos jugaron un papel de suma importancia para todo el imperio y para la economía del mercado ya que eran los que establecían las relaciones económicas con las otras ciudades aledañas a la ciudad. Los Tlamaconi eran por lo general los artesanos y los granjeros y se especializaron en el comercio diario o detal y el de mayoreo.

Algunos de ellos se dedicaban a ir a otras ciudades comprando y vendiendo bienes y sobre todo llevando noticias de las ventajas del mercado de la ciudad del imperio a estos los llamaban Pochteca. Así que los mercados comenzaron a ser no solamente proveedores de bienes sino centros de información para socializar y establecer relaciones de negocios.

Cada ciudad tenía su mercado siempre ubicado en el centro de la ciudad otro de los más grandes era el de Tlatelolco y en ella se podían encontrar unas sesenta mil personas haciendo negocios.

Cada mercado estaba supervisado y controlado por los oficiales del imperio quienes debían asegurarse de que lo que se vendía en ellos tuvieran precios ajustados y además se encargaban de recolectar los tributos o impuestos que debían darse al imperio.

Le seguían en tamaño los mercados de Xochimilco y Texcoco, caso aparte de los mercados de diario que se encontraban en todas las ciudades más pequeñas.

Los mercaderes que se dedicaban a hacer viajes tenían un puesto de privilegio en la sociedad azteca, a pesar de que su rango era muy inferior al de los nobles. Cada Pochteca tenia un control en el mercado del imperio ya que sabía dónde se podían intercambiar los bienes o servicios en lugares muy alejados a un mejor precio.

Estos podían ser mercaderes importadores (que llevaban productos a su ciudad), Vendedores (vendían en otras ciudades productos) o como negociadores en la venta de mercancías.

Se cree que muchos de estos Pochtecas también actuaban como espías del imperio, ya que solían llevar información y traer nuevas informaciones al emperador, habían otros como los Naualoztomeca que eran los expertos en bienes de mucho valor como las piedras preciosas, las plumas y porque sabían de muchos secretos que eran valiosos.

Su forma de desarrollo agrícola demostró que tenían mucho más ingenio de lo que se podría pensar, siendo ciudades que tenían condiciones especiales, con las chinampas ellos debían dejar canales libres para que las personas pudieran pasar en sus canoas y llevar productos a cualquier otro lado.

Sus fertilizantes que eran el limo del lago lo unían a los desechos obtenidos de la quema de basura haciendo que la tierra fuera más cultivable, lo que se podía sembrar en las chinampas eran tomates, cacao, poroto, maíz, ají y vegetales.

La alimentación de los aztecas estaba facilitada por las tortillas hechas con maíz que su alimento base, en estas hacían diversas comidas que incluían poroto, ají, pescado y diversos tipos de carnes.

Los aztecas no tenían un buen desarrollo de ganadería ya que no poseían vacas, cabras, cochinos ni caballos, así que no sabían nada de queso o leche, no hacían frituras ya que no tenían aceites y toda la comida que realizaban era asada o hervida.

Dentro de su alimentación incluían a los gusanos de las plantas de maguey, diversos tipos de hormigas y larvas y los camarones que conseguían en el lago Texcoco y las algas de espirulina que podían conseguir en la superficie de los lagos tomándolas con diversas redes, estas debían ponerlas a secar con el sol y que después se podían consumir en forma de obleas secas.

Te invitamos a que conozcas sobre la Economía de México. Mira este vídeo explicativo en donde se da mejor información de como se idearon las chinampas  o islas flotantes para realizar los cultivos de sus productos primordiales como el maíz.

(Visited 1.628 times, 3 visits today)

Deja un comentario