¿De dónde vengo? ¿Quién soy? guía de la filosofía

Las dudas existenciales, son muy comunes, pues nos hacen preguntarnos ¿De dónde vengo? ¿quién soy?, entre otras preguntas. Estas, no son respondidas de manera inmediata pues, muchas veces, las respuestas varían, dependiendo de tu religión, bases morales, y la filosofía  que tengas de vida. Te invitamos a analizar y a buscar respuestas sobre este interesante tema.

de donde vengo

¿De dónde vengo?

Principalmente, antes de preguntarnos y cuestionarnos de dónde somos y cuál es nuestra misión de vida, tenemos que plantearnos, cuáles son nuestras bases. Cuando hablamos de bases fundamentales, son aquellas que no explican nuestros principios; estos pueden varias entre los morales, los ideológicos, psicológicos, teóricos, religiosos y científicos. Los cuales pueden ser, elegidos y combinarse entre sí, pero el individuo, necesita tener una razón, motivo para entender su mera existencia.

Realmente es muy raro quien no tenga una base, ya sea desde el hogar, impuesto por modelos, sociales, o mediante propia decisión, siendo estas, las que mediante un estudio previo y comparaciones nos sentimos identificados y fascinados por un modelo.

de donde vengo

Ya al tener una idea de cómo surgen nuestros deseos, gustos y por supuesto, razones por los cuales vivir, podemos interesarnos más, en preguntas mucho más profundas, de manera simple y que pueda ser comprensible. Es inevitable recalcar, que este es un tema, complicado, de suma delicadeza, ya que todos no somos iguales, y los patrones de conducta que yo pueda tener, no son los mismos de los que tu tengas. Esto se llama piso epistemológico, que son las bases por los que uno sabe, siente, y entiende su entorno, y desde ese punto forjamos un criterio de pensamiento propio.

Tenemos diferentes teorías, de donde escoger, que nos dan una respuesta a la pregunta de dónde vengo, partir de esto, es complicado, pues tenemos dos encrucijadas, una es la religiosa y la otra la científica, metiendo todas la religiones, en un solo lugar, y los pensamientos lógicos y de razón también, porque todos se basan en, orígenes que parten de un mismo ideal, pero gracias a otros factores se dividen.

Creencias religiosas

El pensamiento religioso es aquel que nos explica, nuestra creación, de una manera divina, no estamos diciendo que no sea cierta o que si lo sea, solo consiste en  mostrar una especie de  escenario, donde solo se creen en la fe y las creencias que pasaron de generación en generación por miles de años. Esta teoría nos presenta la interesante posibilidad, de que venimos de un ser que nos creó, en una nos mencionan un Dios que nos creó a su imagen y semejanza, otras teorías nos indican  que fuimos creados por dioses, y la otra teoría nos indica que somos producto del maíz conjunto a la madera y demás.

Todas se basan  en el mismo patrón. Si realmente estamos seguros de esas teorías, ¿porque lo hacemos? aquí nos detenemos por  un momento y analizamos nuestro propio criterio, pues, este pensamiento es algo que yo realmente, siento creo y fundamento, o es algo que fue inculcado desde que era muy pequeño, siendo ese el motivo por el cual fue impuesto ese modelo. Cualquiera de las dos respuestas es válida, pero que tema aquí es entender cuáles son nuestros ideales filosóficos, que le den respuesta a él, que de nuestra existencia. Ya al tener la claridad de nuestros ideales, podemos avanzar un poco más en que queremos y cómo lo queremos.

El dónde venimos filosófico

Que pasa cuando este no es tu piso, llamando piso a nuestra base, donde comenzamos como seres, él dónde venimos filosófico. Pues cambias pero, a que cambias, pues, la mayoría de las personas que salen de una religión, es muy difícil que cambien o que no se vuelvan ateos, puesto que, a investigar e instruir ya no se sienten identificados, ni apoyan a las religiones en general.

Esto no es necesariamente malo, solo son decisiones, que todos  tomamos, intentando ser leales con nosotros mismos.Desde el punto filosófico, el ser humano necesita, entender su entorno, en pensar y el existir siendo los primeros pioneros en la realidad, siendo la que percibimos, y en la cual, cada quien interpreta.

En cuanto la religión, esta es una imposición moral, puesto a que esto influye en cómo son nuestras bases morales, que está bien, que está mal, en que me apoyó y en que es real, como también lo que no lo es. E imposición porque la mayoría, fuimos iniciados en una religión sin preguntarnos, sino, que por tradiciones y costumbre, se nos fue inculcado.

Descartes (1637), “Pienso, luego existo»

Los complementos morales, son la educación tanto en hogar como lo que nos enseñan cuando acudimos al colegio, siendo llamados complementarios, porque no son masivos, ósea, nuestros modelos conductuales y de personalidad de forman, mediante pruebas de ensayo y error, que nos van marcando los patrones que debemos tener, como también nuestras características, el humor, la personalidad y otras cualidades que nos definen como personas. Estos cambios son básicos, bruscos y muchas veces corrompidos. Como a esta altura nos podemos percatar, hasta este punto nuestro nacimiento, se basa en nuestro entorno, cómo percibimos e interactuamos con el mundo.

Ya de manera resumida y más simple posible, podemos dar a entender cómo es que empezamos a existir, armando una ensalada, que mezcla, nuestra moral, con otras cualidades, que definen nuestra existencia. Pero es obvio que no somos seré efímeros, ni que nuestra persecución apareció de la nada, exigiéndonos un porqué de las cosas. Ya ahora caemos en la explicación científica y la que suele causar ansiedad, porque, crea más inquietudes, incertidumbre, pero que a la vez es el otro lado de la moneda, siendo otra perspectiva interesante de como investigamos es el mundo y las evidencias, de su creación.

Punto de vista Científico

Caemos en la explicación científica, existen varias teorías que plantean como el humano llegó a crearse. Pues los científicos, en la era antigua aunque no tenían la libertad que se tiene, podían sacar  conclusiones, las cuales dieron una explicación coherente, y clara desde un punto de vista científico. Este pensamiento, nos recalca que el origen del hombre se basa en la posible evolución que tuvieron los organismos, durante millones de años, eso explicando los fósiles, y el antecedente de la tierra prehistórica.

Otra de las teorías, es que fuimos adaptando nuestra capacidad, ósea, que fuimos eliminando componentes orgánicos, mediante años, y dejando los que realmente valían la pena. Y al juntar todas las teorías, podemos observar que somos, una mezcla de genes que fuimos evolucionando, incluyendo dependiendo de nuestro ambiente, características, estas fueron adaptadas y posteriormente aceptadas. Pero realmente el hombre es hombre cuando comenzamos a construir, cocinar y ser.

Ya tenemos la primera parte del conocimiento, puesto de manera en que no sea conflicto entender, que somos seres orgánicos, pero que somos, humanos, por lo como pensamos y usamos ese conocimiento para crear e inventar nuevas posibilidades.

Preguntas existenciales

Es aquí donde los entramos en el punto de vista filosófico. Puesto de este modo, ya tenemos entendido cuales son nuestras bases, creencias y que nos parece cierto y que no. Según este punto de vista, es común que no todos tengamos el mismo modo de ver nuestra existencia, pues, somos seres pensantes, y con criterios, pero para que puedas responder las preguntas existenciales, tienes que tener herramientas, que nos den respuestas.

¿Dónde vengo?

La primera, es de ¿dónde vengo? Esta pregunta no es literal, no, es de una manera interpretativa, de dónde vengo filosofía, con tu creencias, de dónde vienen tus gustos, de dónde surgen tus miedos, y el de donde vienes como proyecto de vida. Básicamente es conocer tu pasado, interpretarlo como marcas, que dejaron un aprendizaje, es aquí donde nos tenemos que conocer a nosotros mismo. Justo aquí, es donde entendernos. También nos dejamos en claro en qué creemos, por ejemplo; soy católico, porque creo en Dios, pero también creo en la evolución. O soy budista porque creo que existe el poder espiritual, pero de la mano con la ciencia.

Ese es la forma metafísica que caer en cómo existes, pues la filosofía emplea un método de preguntas sin respuestas, pero que si sabes qué preguntas hacer puedes predecir y cambiar ciertas cualidades e dificultades que en el futuro, pueden ser obstáculos.

Pero realmente venimos del mono y porque él no puede hacer lo mismo que nosotros, ya explicamos que somos el único animal con compresión de nuestro entorno, pero, cómo es eso posible, pues somos capaces de tener nuestra propia realidad, qué significa eso, pues que así como tenemos capacidades físicas, tenemos capacidades mentales básicas, que son emociones  e inteligencia. Esto nos indica, que somos seres con una cualidad intelectual, más elevada, separándolos de algún modo, de ese carácter salvaje que tiene la naturaleza.

¿Quién soy?

La segunda sería, ¿Quién soy?, esta pregunta, se basa en un paso más allá, de él donde vengo, puesto que ya al entender que son mis bases, inculcadas, como sea. Nos podemos plantear el ser, que soy, en que creo, más que por qué lo creo. Para poder explicar, tenemos que verlo como una balanza, primero, pensamos que hacemos en ciertas circunstancias; mejor lo explicamos así, una persona con cualidades tímidas, en una situación de peligro, no actúa sin pensar por su personalidad, mientras que una persona extrovertida, suele reaccionar de manera más primitiva, sin mucho miedo.

Entonces entendemos que somos lo que somos, por como actuamos en la vida en general. Es así de sencillo, pero que en esa sencillez, se esconden patrones de conducta, creencias, y experiencias, que nos definen. Esta es nuestra mejor diferencia, que nos separa de los animales, somos capaces de darnos cuenta de nuestra existencia, y cambiar, sino nos parece correcto.

¿A dónde voy?

La última pregunta que nos ayuda a entender, es a ¿a donde voy?, ya sabemos las dos primeras cualidades filosóficas que pueden definir el ser humano, pero cómo resolvemos el futuro. No es fácil predecir que pasará el día de mañana, pero según teorías, podemos manejar nuestro futuro con las acciones del presente, las cuales definen a corto o largo plazo, como será sin necesidad de ser adivinos.

Pongámoslo así, si una persona es fumadora, dependiendo de su consumo podemos definir, si una persona vivirá mas o menos tiempo, sus condiciones de salud a corto y a largo plazo (no estamos cayendo en que si fumar es malo o no, solo se plantea una situación.). Es decir, que podemos predecir el futuro, capaz no al 100% pero si las posibilidades. Esto da la opción de cambiar, e interpretar, nuestro yo de ahora, y el yo del mañana.

Entonces entendemos por a donde vamos, por un mundo de posibilidades sin límites, donde el único límite posible, es que interpone el mismo individuo. Otra respuesta que se plantea pero muy en la oscuridad de la mente es que pasa al morir, que realmente es la muerte, partiendo de que en realidad somos seres mortales con una misión. ¿cuál es nuestra misión? es esta  una dualidad con la que convive el humano, y que todos se han realizado, la cual no tiene una respuesta, pero que a la vez es un miedo que nos lleva a tratar de llevar una vida plena, y feliz, que nuestro tiempo en este plano es efímero.

Filosofía y el ser

Por último, para entender muchas cosas de la vida, es necesario el desconectarse, es crear un plano, donde nos conozcamos a sí mismo, y allí es donde reconoceremos realmente nuestra verdad, siendo esta la que nos llevará a las respuestas de Donde vengo, quien soy a donde voy, puesto que somos un triángulo son de cada punta es el alma, el cuerpo y el corazón. Platón planteaba que si no somos capaces de creer en nuestro criterio, no éramos nadie, que solo desaprovechamos la vida, porque no nacimos para vivirla.

La mera existencia es SER, para entender ese pensamiento, es tener un pie tanto en lo que creemos, con lo que nuestro razonamiento cree. Recordemos que todo tiene una causa, es importante tener en cuenta que siempre habrá cosas que no podemos darle explicación, pero, que ya el simple hecho de hacernos  pensar sobre su existencia, es ser consciente de nuestra realidad, básicamente el ser curioso, e interpretar es la clave de vivir una vida exitosa, plena y feliz.

Finalmente te recomiendo consultar los siguientes artículos que seguro te interesará:

(Visited 5.338 times, 18 visits today)

Deja un comentario