Oración Para Santificar el Día – Devocionario Católico

La Oración Para Santificar el Día, es muy importante ya que por medio de ella una persona puede poner en las manos de Dios todo lo que va a hacer durante ese día y que sea Dios el que lo dirija en todo lo que realice y que le salga bien. Si no sabes como hacer una oración para santificar el día puede seguir leyendo este artículo.

Oración-Para-Santificar-el-Día-1

Oración para Santificar el Día

Al una persona despertar es de gran importancia tener que hacer una oración para empezar el día o santificar el día. De esta forma se le da gracias a Dios por haber abierto los ojos una vez más, además se le encomienda a Dios que sea él el que dirija sus pasos durante todo el día y lo aleje de todas aquellas personas que quieren buscar dañarlo.

Para poder comenzar un día bendecido y santo se va a requerir que la persona deje todo en las manos de Dios pues solo Él es quien puede tener el control de todas las cosas.

Oraciones para la Mañana

Antes de comenzar con su día a día es bueno que haga una oración para comenzar el día. Primero puede empezar por la oración de la mañana para comenzar el día que es la siguiente.

Oración para Comenzar el Día

Señor, en el silencio de este día que empieza, vengo ante ti a pedirte la paz, la prudencia, la fuerza. En este día quiero mirar al mundo con los ojos llenos de amor, ser una persona paciente, comprensiva, dulce y prudente. Ver por encima de las apariencias a todos tus hijos como tu mismo los llegas a ver y de esa manera no ver más que el bien en cada uno de ellos.

Cierra mis ojos a toda clase de calumnia, guarda mi lengua de toda maldad, que sólo los pensamientos caritativos sean los que permanezcan en mi espíritu, que sea benévolo y también alegre, que todos los que se acerquen a mí lleguen a sentir tu presencia. Revísteme de Ti, oh Señor, y que a lo largo de este día yo te irradie.

Oración para Pedir Protección

Oh Altísimo Dios de todo lo que es creado. Verdad infalible en quien muchos creen. Clemencia infinita en quien muchos esperan. Bondad inmensa a quien muchos aman por sobre todas las cosas y a quien les pesa el haber llegado a ofender.

En este día te doy gracias por haberme creado, por haberme redimido, al igual que bautizado, y conservado; y por todos los beneficios que me has llegado a hacer hasta ahora. Te ofrezco todos los pensamientos, las palabras, las obras y los sufrimientos de este día con una intención de ganar sus indulgencias y llegar a aplicarlas por las almas del purgatorio.

Por favor mi señor no permitas, Padre mío, que te ofenda. Líbrame de todas las tentaciones del demonio. Dame la fuerza para poder huir de las ocasiones de pecar y lograr vencer mis pasiones. Haz que llegue a cumplir con el fin para el cual he sido llamado en este mundo, que conozca tu voluntad, que me preocupe por la salvación de mi alma y también por llegar a hacer el bien a mi prójimo. Que viva el día a día como si fuese el último de mi vida. Para que merezca gozarte en el reino eterno de la gloria. Amén.

Oraciones Durante el Día

Estas son unas oraciones que puede llegar a realizar en el transcurso del día para obtener bendición y ayuda de parte de Dios en todo lo que haga.

Al Salir de Casa

Oh mi señor, por favor dirige cada una de mis pasos como dirigisteis los de tus siervos en el Antiguo y Nuevo Testamento. Que tus ángeles sean acompañándome a todo lugar al que vaya y me defiendan de los lazos del enemigo y de este mundo, para que vuelva a casa sin daño de alma y del cuerpo. Amén.

Al Comenzar una Obra

Oh señor te ofrezco, Dios mío, este trabajo que tengo y que me has provisto; por favor bendícelo para que redunde en la gloria vuestra y bien de mi alma. Amén.

Al Sentir una Tentación

¡Señor, por favor no me dejes caer en la tentación! ¡Oh Señor mío!, te pido que te acuerdes que soy tuyo; te pido que me guardes y me defiendas como cosa y propiedad tuya. Que tus ángeles sean los que me guarden y me defiendan antes de cualquier cosa que quiera arremeter contra de mi vida. Amén.

Al Oír Alguna Blasfemia

Bendito sea mi Dios y señor el cual es alabado y santo es el Santísimo Sacramento del Altar. Por favor perdona toda clase de blasfemia que puede llegar a cometer alguna persona en contra de tu persona mi Dios. Amén.

Antes de Comer

Oh mi señor Bendice, los alimentos que en esta hora vamos a tomar y haz que nos aprovechen para poder ocuparnos en nuestro santo servicio. Amén.

En Acción de Gracias

En este día te damos las gracias por todos tus beneficios que nos has dado, oh mi Dios todopoderoso, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Comunión Espiritual

Creo, oh Señor Jesús, que te encuentras presente en el Santísimo Sacramento. Me pesa de verdad el llegar a haberte ofendido. Te amo por sobre todas las cosas, y deseo con gran ardor el recibirte, pero ya que no puedo hacerlo ahora de manera sacramental, por favor ven al menos espiritualmente a mi corazón. Quédate conmigo y no permitas que nunca jamás me llegue a partar de ti. Amén.

Jaculatorias

¡Dios mío, y todas mis cosas!

Jesús, manso y humilde de corazón, haced mi corazón semejante al vuestro.

¡Jesús mío, misericordia!

¡Dulce Jesús! no seas mi Juez, sino mi Salvador!

¡Jesús, María y José!

Dulce Corazón de María, sed mi salvación.

Oraciones para la Noche

Estas son algunas de las oraciones que puede llegar a realizar al momento de cuando se va a ir a dormir. Por lo que puede hacer las siguientes oraciones:

Oración para Pedir Perdón

Oh Dios, por favor dame en esta hora la gracia de poder reconocer debidamente mis pecados ante ti, y de llegar a arrepentirme de cada uno de ellos verdaderamente. Te ruego que borres de tu libro, Señor de misericordia, mis múltiples acciones que fueron cometidas contra ti. Por favor perdóname todas las distracciones en la oración, al igual que mis pecados de omisión, y mis pecados deliberados contra la conciencia.

Por favor mi Dios te pido que me des de tu luz para ver lo que he de hacer, el valor para emprenderlo y también la firmeza para lograr llevarlo a cabo. Que en todas las cosas avance en la obra de la santificación, de la realización de tu voluntad; y que en definitiva, por tu eterna misericordia, pueda lograr alcanzar la gloria de tu Reino eterno, por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Oración al Acostarse

Oh buen Dios, por favor haced que mientras yo duerma, mi corazón se encuentre velando: que sea yo preservado de todo mal por tus ángeles, a los cuales ordenastes que siempre me guarden en todos mis caminos.

Te ruego que entre tanto que voy a estar durmiendo, quisiera adorarte del modo que te adoran tus ángeles en el cielo, y ya que la naturaleza exige el reposo de mi frágil cuerpo, te ofrezco las adoraciones que te tributan los espíritus celestiales, así como también las oraciones, las lágrimas, las mortificaciones y las penitencias de todos vuestros siervos que llegan a pasar una gran parte de la noche entregados a estos piadosos ejercicios.

Por favor mi Dios acepta, Dios mío, estos ofrecimientos y el deseo de mi corazón, para que de día y también de noche no cese de alabar tu santo nombre. Te pido, Señor, esta gracia por los méritos del tu amado Hijo Jesucristo mi Redentor y Salvador. Amén.

Oración-Para-Santificar-el-Día-5

¿Por qué es Importante Santificar el Día?

Todo lo que les sucede a una persona en el día va a depender de su fe, si una persona tiene la suficiente Fe en que Dios al santificar su día puede llegar a hacer que su caminar llegue a ser mucho más tranquilo, pues así va a ser. Esta es una oración que aparece en el libro de Mateo 6:9-15:

El modelo de la oración dice que se debe de orar así:

“Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan cotidiano. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno”.

Porque, si una persona perdona a otros sus ofensas, también los perdonará a ellos el Padre celestial. Sin embargo, si no perdonan a otros sus ofensas, tampoco el Padre que está en los cielos les perdonará a ellos las suyas.

Cuando se observa a Jesucristo orando al Padre amado, les enseña a todos sus discípulos diversos códigos espirituales que son muy importante, el primero es llegar a santificar el nombre del Eterno Creador, después cuando le dices que venga su reino, le estás diciendo a Él que su reino este dentro de usted y después les enseña que lo que se debe de hacer es la voluntad del Padre y no la de nosotros.

Si nos damos cuenta, la oración continua diciéndole al Padre que le dé del pan diario que sabe que una persona requiere y posteriormente le pide al Padre que por favor perdone sus pecados.

Este acto es el que los limpia y purifica delante de su presencia; algo de gran importancia en esta oración es que Él le dice a Dios que lo libre del maligno, es aquí donde se puede observar la importancia de llegar a santificar el día por medio de una oración para que el maligno que anda como león rugiente esperando a quien devorar no los toque.

El Eterno Creador de los cielos y de la tierra llega a recomendar a sus hijos en el cierre de la oración que deben de perdonar todas las ofensas de sus prójimo porque si no Él no los perdonara a ellos, si queremos tener un día santificado se tiene que aprender a perdonar para que el Padre los perdone y los cuide.

¿Cual es la Mejor hora para Hacer esta Oración?

La Palabra de Dios nos llega a dejar varios ejemplos para poder orar en algunas horas y nuestro mesías llegó a escoger una hora en particular y fue la de la madrugada, aunque sabemos que Él se encontraba en oración durante todo el tiempo.

“De madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, Jesús se levantó, salió y se fue a un lugar solitario. Allí se puso a orar.”

Marco 1:35.

Si te gustó nuestro artículo sobre la oración para santificar el día, te invitamos a que visites los siguientes enlaces:

(Visited 1.192 times, 1 visits today)

Deja un comentario