Frutos del espíritu santo: ¿Qué y cuáles son?

Los frutos del espíritu santo, son aquellos que representan cualidades, de cariño y respeto, y que se encuentran o que debemos tener en nuestro interior. Estos son un apoyo para crear riqueza emocional y espiritual, siendo muy importantes para nuestra vida, tanto como Dios. Te invitamos a conocer cada uno de ellos, para que sirven y cómo se trabaja espiritualmente para tenerlos presente siempre.

frutos del espíritu santo

¿Qué son los frutos del Espíritu Santo?

Son ramas, que van directamente relacionadas con el espíritu santo, sabes que este es una especie de energía, que es tan pura, y que con ella podemos establecer una comunicación, que nos ayuda a sanar heridas directamente relacionadas con el alma, como con la santidad. Los frutos, según la biblia, en Gálatas 5 22,26 nos señala cuales son, además que estos están relacionados con cristo, y que están luchando constantemente con la naturaleza del hombre. Estos nos ayudan a ser guiados, ya que estos frutos se siembran, para luego poder cosechar dicha.

Frutos del espíritu santo biblia

Gálatas 5 22,26

«En cambio, lo que el espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad , fidelidad, humildad, y dominio propio. Contra los tales, no hay ley. Y los que son de Cristo Jesús, ya han crucificado la naturaleza del hombre pecador, junto con sus pasiones, y malos deseos. Si ahora vivimos por el espíritu, dejemos también, que el espíritu nos guíe.»

frutos del espíritu santo 4

Como se puede leer, que tenemos entonces 9 frutos principales. Estos no serían los únicos pues, de ellos salieron otros valores, que también son parte fundamental del árbol sagrado. ¿Porque los llamamos frutos? pues es una respuesta sencilla, para poder tener cada uno de ellos en nuestros corazones,  hay que cosecharlos, mediante mucha paciencia, amor y oración, te puedes ayudar con Oración para invocar al espíritu santo.

Por esa razón se utiliza, este término. Otra de las cualidades que nos presenta la biblia, es que, son virtudes, que todos tenemos dentro, y que somos capaces de sentirlos, pero que junto a ellos, es que combatimos, los malos sentimientos, los antivalores, y la falta de fe. Porque es una especie de guerra entre Dios y el maligno que se lleva a cabo en nuestro interior.

Que diferencia Los 7 dones del Espíritu Santo con los frutos, los dotes son plenamente parte de lo que es el espíritu santo, son parte de su santidad, y su poder, lo que emana su existencia, y a lo cual no tenemos plena voluntad de ellos. Mientras que los frutos del espíritu santo, son parte de nosotros, es una cualidad que está sembrada, que debemos ir moldeando; y que vamos cosechando a medida que regamos, nuestra fe.

Cuáles son los 12 frutos del Espíritu Santo

Aquí te vamos a presentar 12 frutos principales, cuya finalidad es unirnos en la prosperidad, y en claridad en el camino de la vida. Debemos tener en cuenta, que cada fruto, es parte de nosotros, que no son cosas que se crean ni se destruyen, pues solo son energías, y cualidades que debemos controlar, y cuando sepamos qué significa cada uno, como del mismo modo como ir trabajándolo más fácil será, tenerlos presente.

Fe

La fe se interpreta como, una acto de sentir, y creer sin necesidad de haber visto, o no tener pruebas físicas de un hecho. Entonce, cuando hablamos de la fe como un fruto del Espíritu Santo, este va directamente relacionado con la fidelidad que tenemos en Cristo, en su pasión y sacrificio para librarnos del pecado, y cómo usamos la fe, como método de confianza ante las adversidades, y las situaciones de angustia. Este sentimiento, debe ir en nuestra vida diaria, conjunto a lealtad hacia uno mismo, como el que le brindamos a las personas, pues, así tenemos en cuenta en quién ponemos nuestra confianza.

Para alimentar este fruto, tenemos que reflexionar, porque creo en Dios, si realmente de corazón lo seguiremos, y estaremos junto a él. En que ponemos nuestra fe, y como la alimentamos, siendo la mejor manera, la oración, como la entrega incondicional. A esto podemos agregar, que la fe como tal, se nos presenta como aquello que no vemos pero, podemos sentir, usando nuestro corazón como método de coneccion directa con Dios, y sentir de alguna manera cercanía de la misericordia.

Amor

El amor, es un sentimiento que va más allá de ser y estar para una persona, es el respeto a uno mismo, a lo que representa y siente, este es capaz de ser incondicional, muchas veces incontrolable, pero que genera un calor y una satisfacción, que llena y hace feliz a las personas. El amor a Dios, de la misma manera es representado a como nos referimos a él. A como le oramos y como ponemos todo en sus manos, alejando del odio, del rencor u otro sentimiento que solo nos cause desesperanza.

Este se cultiva, teniendo ese sentimiento incondicional hacia Dios, hacia las circunstancias y personas que están a nuestro alrededor, demostrando, con acciones buenas, a las cuales no esperamos nada a cambio. Con tan solo el regocijo, sabemos que tanto Dios, como Cristo, nos incluyen en sus bendiciones. Es alejar, de alguna manera, todo acto maligno, de mala manera, que pueda perjudicar. Mediante amor verdadero, conocemos el cariño, la lealtad, y la verdad.

Templanza

Este es, la habilidad de tener el control de tus acciones, ser un poco calculador, y pensar mucho de manera coherente, las consecuencias, de los actos. Este se considera un virtud, que ayuda a analizar de manera equitativa, todas las posibilidades, teniendo en cuenta lo bueno y lo malo. Con ella realizamos acciones que nos llevan por el camino de Dios, no evita la tentación hacia el pecado; como tener en una balanza, como debemos comportarnos, nuestra manera de expresarnos en momentos de tensión, como cuando nos pasa algo malo, que puede causar ira.

Los hombre somos seres volátiles, que necesitamos trabajar  a la templanza, por que nos da la oportunidad, de controlar cada aspecto de nuestras vidas, el cómo obtener serenidad, y saber también cómo drenar las emociones que son complicadas de digerir. Este se suele usar en la biblia, como algo que deben de tener los mortales ante los deseos sexuales, pues debemos cumplir con Dios y sus sacramentos antes de consumar el actos.

  Alegría

Este significa el gozo, consiguiéndolo mediante, las acciones que nos identifican y que nos da una sensación de tranquilidad y paz. Para Dios es importante que gocemos de la alegría, ya que tenemos muchas cosas por que, el vivir, el tener salud, un hogar, una familia. Y los que no tienen todo eso junto, en la iglesia pueden conseguir, lo que tanto anhelan, pues el camino de la vida no es solo tristeza  y desesperanza, en tener en el corazón la felicidad de sentir al Señor, como hacerlo parte de cada parte de nuestras vidas.

Para poder lograr este sentimiento, tenemos que agradecer todos los días por lo poco o lo mucho que tengamos. Pues la base de este, está en dar las gracias, en ser recíproco, e ir contagiando el gozo de saber que, en ningún momento debemos alejarnos, pues en las adversidades, en la tristeza, es mejor recordar, que realmente es mi camino, soy importante y combato cada una de las barreras con el mejor ánimo posible. Porque algún día todo lo bueno que yo deseo, será multiplicado.

Paciencia

La paciencia es un valor, que nos ayuda en todo momento, pues nos representa el esperar, de manera consciente sin tener ansiedad a lo que puede suceder. Además entendemos que la paciencia, es el equilibrio entre nuestra mente, conjunto a las situaciones que vamos pasando. Esta se puede asociar, con la perseverancia, el trabajo continuo que no tiene resultados a corto plazo, pero que si sigues luchando la recompensa valdrá toda la espera.

Cómo comparamos a Dios con este fruto, pues con ejemplo de Jesús, él tuvo la paciencia de esperar los momentos oportunos, de pasar la pasión, y todo los temores, orando, y buscando allí el refugio. Se entiende que ahora todo se desea rápido, y no se tiene muy presente, pero debemos trabajarla, ser firmes, usarla en nuestro trabajo, en nuestro hogar, y vivirás una vida tranquila.

 Paz

El arte de la paz, es considerado como la conciliación de dos partes, cada una mantiene el respeto por la otra, y siempre tratan de estar en continua comunicación, para así sortear diferencias. La paz se  trata de saber interpretar las situaciones y buscar el beneficio de todos los involucrados. Podemos, entender también que la paz individual es, tener la certeza de la tranquilidad, hacia nosotros mismos, poder disfrutar del día y dormir, sin pensar de más. Dios en sí mismo es un refugio de paz, donde tienes todo lo necesario para crecer.

  Longanimidad

Este es el sentimiento que asociamos, con la perseverancia y la valentía de afrontar cada reto, es más que todo, la capacidad de anímico de ver más allá de nuestros retos. Cuando hablamos de este fruto, el espíritu santo nos ofrece, la claridad, y la pureza, mientras que nosotros usamos longanimidad, para que la santidad misma, entre por nuestro cuerpo, y nos guíe durante toda nuestra vida. Cómo hacemos para fomentar este fruto, es  no cansarse, hacer una Oración Católica de la esperanza para tener fortaleza, y de ese modo encomendar a Dios todo.

Bondad

Este se trata de cómo afrontamos con amor, y benevolencia, siento tan buenos como es posible.  bueno. Por lo tanto significa más generosidad. Como seguidores de Dios, la bondad se caracteriza en las acciones que hacemos, pues si las hacemos realmente de corazón, ponemos a Dios en nuestras manos. Esta no se apagada y lucha constantemente, con el egoísmo y la avaricia, pues son antivalores no ponen a prójimo por delante.

Alimentamos este valor,ayudando, orando, y siendo fieles a la misión que nos dio Cristo, ser una mano amiga, a quien lo necesite, dejando de lado el color, la orientación sexual, u otro motivo. Este fruto se cosecha, cuando realmente tenemos la capacidad de perdonar, y soltar lo que nos haga daño. En la biblia en el salmo 23-6, que dice » tu bondad y tu amor me acompañan a lo largo de mis días, y en tu casa, oh señor, por siempre». Nos muestra mediante el ejemplo, como es la bondad.

 Benignidad

Es la habilidad de saber defender, y cuidar todo aquello que nos hace feliz, ser gentil como del mismo modo saber usar el discutir, de manera positiva, muestra en sí que somos capaces de asumir problemas, y no hacerlos mas grandes, sino mediante la inteligencia, conseguir una solución sin perjudicar a nadie. El ser benigno, significa, que eres una persona, calmada, estable y fuerte, que entiende lo que tiene que hacer y no busca respuesta donde no los hay.

Este se cultiva mediante la meditación, y la práctica de la compasión, ya que nos pone en el puesto del otro, y así bajamos un poco la actitud prepotente, cuando se pelea con otra persona. Este también nos permite evitar ese tipo conflictos, ser dulce, amable ya que eso permite, que seamos personas cercanas y cálidas. La cercanía a Dios nos permite mediante este, en ser participe de manera positiva en la vida de los demás, ser tomados en cuenta, y tener amistades verdaderas, que puedas ayudar, y apoyar, sin caer en discordias.

 Mansedumbre

Básicamente este va en un conjunto de dones y frutos del espíritu santo, donde se destaca por que esta en contra, de todos los momentos de rabia, rencor u otro sentimiento negativo hacia una persona. Este da a entender la pasividad, el saber escuchar y la nobleza como sinónimos del mismo, siendo uno de los frutos fundamentales, porque este nos muestra la dulzura que mediante nosotros tiene Dios, hacia al prójimo como a ti mismo. Para poder ir regando este sentimiento, tenemos que practicar el arte de aconsejar , y ser ejemplo, haciendo uso de la palabra de Dios como guía.

Contingencia

La contingencia es establecer límites ante situaciones, teniendo en cuenta una balanza, siendo el objetivo evitar el pecado. La contingencia, es importante porque nos ayuda a ver y a tener consideración, a como realizar las cosas, el camino a seguir, y la precaución. Este está presente en todos los ámbitos de la vida, tanto en los excesos cotidianos, como los que nos dan placeres. Pues nos educa, en la base de que nada es bueno si es usado de forma indebida, y menos si excedemos de su uso, es tratar de ser discreto y cuidadoso, con nuestros gustos comparados con nuestras necesidades.

Este se alimenta, de la buena decisión, como de la fortaleza en Dios, siendo éste participe de nuestra voluntad de hacer el bien, de no permitir ningún acto sobre el pecado, cumpliendo así con su enseñanza.

Castidad

La castidad, es el triunfo de la voluntad ante, el deseo carnal, o el deseo sexual, pues,  nos hace entender que nuestro cuerpo es un templo, es sagrado, y debemos protegerlo, cuidarlo. Este es más simple, pues Dios solo nos pide cumplir sus sacramentos, para poder consumar el acto entre dos esposos.

Este es uno de los frutos más delicados, que debemos de cuidar, pues se fomenta, educándose en Dios, buscándolo, tener un examen de conciencia constante, y teniendo un corazón libre de culpa.

Fruto del Espíritu Santo para niños

Los frutos del espíritu santo para niños, se muestra en una manera más fácil y sutil para que el vaya entendiendo, los frutos fundamentales que tiene que ir trabajando para poder tener una vida lo más libre de pecado posible. Es necesario enseñar esto a temprana edad, ya que permite que tenga, una mejor comprensión de Dios, y sus enseñanzas.

(Visited 5.272 times, 1 visits today)

Deja un comentario